El 33.6% de las empresas mexicanas fueron víctimas de algún delito durante el 2013, mientras que en el 2011 lo fue 37.4 por ciento. A pesar de que esto significa una disminución, en las empresas económicas grandes y medianas el costo promedio del delito se incrementó al pasar de 1.2 millones a 1.8 millones de pesos y de 406,000 a 460,000 pesos por unidad económica, respectivamente.

Al dar a conocer los resultados de la Encuesta Nacional de Victimización de Empresas (ENVE) de este año, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) informó que durante el 2013, 37.5% de las empresas de comercio fueron víctimas del delito, 33.9% del sector industrial y 28.9% del gran sector servicios.

Por tamaño, durante el 2013 el 58.3% de las empresas grandes fue víctima de delitos, 56.4% de las medianas, 46.6% de las pequeñas y 32.8% de las micros.

En consecuencia, para el 2013, el costo total de la inseguridad y el delito en unidades económicas representó un monto de 110,000 millones de pesos, es decir, 0.66% del Producto Interno Bruto (PIB).

Y es que se estima que durante el 2013 se generaron 2.5 millones de delitos asociados a 1.3 millones de unidades económicas víctimas. Esto representa una tasa de concentración de dos delitos por unidad económica víctima.

De estos 2.5 millones de delitos estimados, en 40.3% de los casos estuvieron presentes uno o más empleados o propietarios de la unidad económica víctima. De los delitos donde el delincuente portaba arma, en 24.7% de los casos fue utilizada. Los delitos con mayor frecuencia fueron el robo hormiga, asalto de mercancía, dinero o bienes; extorsión; robo de mercancía en tránsito, y robo total o parcial de vehículo.

A partir de la ENVE se estima que en el 2013 se denunció 15.3% de los delitos. Del total de delitos se inició averiguación previa en 11.9% de los casos. Lo anterior significa que en 88.1% de delitos no hubo denuncia o no se inició averiguación previa.

La encuesta revela que a nivel nacional 58.5% de las unidades económicas considera la inseguridad y delincuencia como el problema más importante que les está afectando, seguido de los impuestos, con 47.0%, y el bajo poder adquisitivo de la población, con 42.2 por ciento.

Las encuestas de victimización no miden delitos en los que no hay una víctima directa (delitos sin víctima), tales como narcotráfico, delincuencia organizada y lavado de dinero.

empresas@eleconomista.com.mx