La aerolínea holandesa KLM despedirá entre 800 y 1,000 trabajadores suplementarios a causa de la crisis provocada por la pandemia del coronavirus, informó la compañía el jueves.

La empresa, que forma parte del grupo Air France-KLM, ya había anunciado 5,000 despidos en julio.

"La realidad es que la recuperación está tomando más tiempo de lo que esperábamos, especialmente para las distancias largas, en parte debido a las restricciones internacionales en vigor", informó la aerolínea.

El presidente de KLM, Pieter Elbers, explicó que las recientes restricciones anunciadas por Holanda, entre ellas las prohibiciones de vuelos provenientes de Reino Unido, Sudáfrica y Sudamérica, "han añadido" problemas a la aerolínea.

Según medios holandeses, la empresa deberá además recortar sus vuelos de larga distancia a causa de las pruebas suplementarias de Covid-19 impuestos por el gobierno, que dificultan enormemente el envío de tripulaciones al exterior.

El gobierno holandés otorgó una ayuda de 3,400 millones de euros (unos 4,000 millones de dólares) a KLM el año pasado.

Los pilotos también aceptaron un recorte salarial durante cinco años en noviembre pasado, como parte de las condiciones para recibir la ayuda.