Las empresas, estados y destinos turísticos que deseen participar en alguna de las 13 ferias internacionales que coordina CREA, filial de Corporación Interamericana de Entretenimiento (CIE), deberán pagar adicionalmente, entre otras cosas, 150 dólares por conexión a Internet por tres días y 350 dólares por cada hora que usen la sala de juntas, servicios que el extinto Consejo de Promoción Turística de México (CPTM) ofrecía sin costo.

Incluso la presencia en redes sociales (Facebook live, post de testimoniales de hosted buyers y activaciones) tendrá un costo de 4,750 dólares, aunque no se ha precisado si seguirán usando la plataforma Visit Mexico.

Además de asegurar la participación en la feria, pagando entre 4,800 y 7,800 dólares (93,000 y 152,000 pesos), de acuerdo a la selección, la empresa a la que la Secretaría de Turismo le encomendó la organización ofrece servicios que también han sido considerados como excesivos por empresarios que suelen asistir y que aún esperan que se considere su opinión. CREA también está autorizada para usar la marca MÉXICO.

Como ejemplo, por un pago de 6,300 dólares promete una agenda de 15 reuniones con socios de negocio de alto nivel (“consorcios turísticos, touroperadores, OTAs y aerolíneas”) y por 6,500 dólares la organización de conferencias de 20 a 30 medios del trade de turismo, bloggers e influencers, incluyendo invitación, preguntas y respuesta o comunicado de prensa.

Una empresaria que desde hace más de 15 años asiste a ferias internacionales, como parte central de su negocio y que hasta la edición de España pagó 10,000 pesos por un espacio, consideró que los costos que se les pretende transferir tras la cancelación del CPTM, que también hacía las tareas que ahora se cobrarán, son exagerados y que eso impactará la promoción del país.

El Economista solicitó a la Secretaría de Turismo su opinión, sin que a la fecha haya respuesta.

Los cambios de promoción

El 19 de enero, el representante legal de la empresa denominada Consejo de Promoción Turística de México SA de CV, Francisco Javier Luna, explicó nuevamente (en un oficio) que el CPTM tenía tres fuentes de recursos: presupuesto de egresos para su administración, recaudación del Derecho de No Residente (DNR) y “recursos propios que se generan por una cuota de recuperación por la prestación de servicios para los espacios en las ferias y eventos y reservaciones procesadas por Internet”.

Con los últimos dos puntos se financiaba la promoción del país.

En el documento mencionó: “En el consejo, cuando monta un pabellón en una feria turística internacional, no se trata del otorgamiento del uso o goce temporal de un bien, sino que se trata de una prestación de servicios, puesto que desde México se inscribe al participante en la feria, se monta el estand, se dota de todos los servicios, como luz, Internet y teléfono, se les permite el acceso a los usuarios al centro de Internet y negocios, además de proporcionar servicios logísticos integrales. Ahora, con la nueva visión de CREA, el pago de los servicios necesarios para realizar los encuentros de negocio será optativo”.

[email protected]