AT&T, el operador con la segunda red de mayor tráfico en México por sus 19.5 millones de clientes hasta septiembre de 2021 y por el 52% del tráfico que también cursa de los usuarios de Movistar desde el año 2019, anunció su primer despliegue de una red celular con tecnología de quinta generación o 5G en el país, con una primera etapa de cobertura en zonas particulares de la Ciudad de México. 

La compañía, en voz de su directora general Mónica Aspe Bernal, empieza así su incursión en la tecnología 5G en México después haber construido una red celular 4G de alcance nacional desde el 2015 y para seguir presionando el empuje de la conectividad en el país.

AT&T ha iniciado su despliegue de 5G en México, para empujar la conectividad y el desarrollo de nuestro país, empezando por los principales mercados del país. Hoy conectamos los primeros dispositivos a una red 5G aquí mismo. Es una nueva experiencia en navegación (…) Empieza la primera década de la red 5G de AT&T aquí”, dijo Mónica Aspe

La primera etapa de este plan de AT&T se trata de una red celular para navegación móvil desde sus frecuencias en la banda de los 2500 Megahertz (2.5 GHz) y, de momento, con la particularidad de que su primer piloto ofrece una dadivosa velocidad de subida y descarga de datos. 

La cobertura de la red 5G de AT&T se extiende, por ahora, sobre la colonia Cuauhtémoc, donde se ubica el corporativo de esta compañía, y sobre la colonia Nápoles, ambas con un territorio conjunto de alrededor de 60 manzanas. 

Si bien la cobertura 5G de AT&T se limita por ahora a esas dos colonias de alto poder adquisitivo de la capital mexicana, sus señales pueden recibirse en teléfonos habilitados para esa tecnología en un radio de hasta cinco kilómetros, debido a que, según ejecutivos de la propia empresa, AT&T montó sus primeras antenas desde las radiobases donde también tiene instaladas sus antenas celulares de red 4G-LTE y porque, de momento, no ha instalado antenas de tipo smallcells, cómo identifica esta industria a ese tipo de equipos. 

AT&T confirmó que arranca su red 5G con “versión” para servicios móviles dirigido al usuario final, pues no ha iniciado proyectos en firme sobre la banda de los 3500 Megahertz (3.5 GHz), donde tiene un bloque nacional de 50 MHz de frecuencias y porque ahora mismo estudia qué tipo de aplicaciones para servicios y productos fijos puede comenzar a vender al sector productivo. 

La estrategia de esta empresa pasa también por desarrollar casos de usos de su red 5G en navegación móvil y por buscar nuevas aplicaciones para el sector productivo, para la industria automotriz, por ejemplo. 

AT&T desarrolla entonces un plan de emprendimientos, con el que apoyará con hasta 100,000 dólares para el aceleramiento de proyectos basados en 5G y prestará hasta 10,000 dólares a mujeres innovadoras que desarrollen negocios con 5G. para acompañar todo ello, también anunció la apertura de su Laboratorio de Innovación 5G. 

“Con el despliegue de nuestra red 5G y nuestro laboratorio, seguimos innovando y siendo pioneros en el país”, platicó la jefa de AT&T, Mónica Aspe Bernal.