Para agilizar los procedimientos administrativos de las actividades de exploración y producción de hidrocarburos en el país y permitir que se materialicen las inversiones proyectadas, la Agencia de Seguridad Energética y Ambiental (ASEA) reducirá los 183 trámites necesarios en colaboración con la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria y firmará un convenio de colaboración con el gobierno de Tamaulipas para facilitar también lo relativo a las actividades costa afuera del país.

Así lo explicó José Luis González, jefe de la Unidad de Supervisión, Inspección y Vigilancia de la ASEA, quien explicó que durante la pandemia se han adoptado aprendizajes de eficiencia administrativa sin precedentes, luego de que la extracción de hidrocarburos se ha considerado actividad esencial mientras que las ventanillas de gobierno han tenido restricciones de movilidad, lo que implicó retos que han permitido revisar procedimientos que se pueden sustituir o eliminar. 

“Con la mejora regulatoria vamos a lograr adaptarnos a mejores condiciones de trabajo y se van a reflejar en el funcionamiento de los operadores en el país”, aseguró en la Convención Nacional Petrolera 2021 organizada por la Asociación Mexicana de Empresas de Hidrocarburos (Amexhi). 

Entre los principales cambios que se estudian y publicarán en las próximas semanas, está la reducción de tiempos de atención luego de la lección de tener una ventanilla de atención un día a la semana desde hace un año y aun así haber desahogado todas las peticiones de operadores petroleros; también se transformará un buen número de trámites en simples avisos que no requerirán de respuesta de la autoridad, y será decisión de la ASEA qué actividades y espacios requieren supervisión y cuáles no, con lo que se mantiene la vigilancia permanente y las sanciones a quienes se encuentren en incumplimientos. 

Antonieta Gómez, en representación de la Comisión de Energía de Tamaulipas detalló que en los próximos días firmará un convenio de colaboración con la ASEA para que le permita realizar actividades de supervisión sobre todo en materia sanitaria para las actividades de exploración y extracción de hidrocarburos en tierra, con lo que el organismo federal podrá concentrarse y reducir tiempos y procesos aguas afuera. 

Sonia Castellanos, directora general de México y Centroamérica de Schlumberger, explicó que gracias a mejores prácticas en otros países, la compañía ha logrado mantener sus actividades e incluso acelerar su estrategia de eficiencia rumbo a la digitalización y automatización, en la parte operativa, flujos de trabajo, manejo de análisis de datos y predictibilidad para reducir ciclos. 

Andrés Brügman, director general de Fieldwood en México, explicó que con 500 trabajadores costa afuera y dos equipos de perforación que realizan actividades desde el año pasado en los campos Ichalkil y Pokoch, trabajan con hasta la mitad del personal de manera remota para supervisión de expertos que se encuentran en condiciones de vulnerabilidad ante la pandemia, con lo que las lecciones de eficiencia continúan como parte de la operación de la empresa. 

Finalmente, Francisco García, director de Operaciones Offshore de Murphy, explicó que la continuidad y eficiencia de las operaciones en momentos complejos como la crisis por el Covid 19 depende de protocolos de apoyo a los trabajadores, que le han permitido a esta firma no frenar la producción en el Golfo de México durante el último año, con un esquema de pruebas, vacunación y asistencia psicológica para los empleados.

karol.garcia@eleconomista.mx