La inmobiliaria Fumisa desmintió que el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) esté en posibilidades de arrendar directamente los espacios comerciales de su Terminal 1 (T1), pues el contrato que tiene para explotar los derechos de arrendamiento de dichos locales se encuentra vigente y surtiendo plenos efectos legales .

Previamente, el AICM informó que el acuerdo legal entre ambas partes expiró el 31 de diciembre del 2013, lo que le permitirá a la terminal aérea arrendar directamente todos los espacios comerciales de la T1 desde el 1 de enero del 2014.

Los espacios del aeropuerto son bienes de dominio público de la nación y a la conclusión del contrato están de nueva cuenta en posesión del AICM, quien es el concesionario del aeropuerto, los terrenos y construcciones que lo integran, y actualmente el único facultado para arrendar los espacios comerciales , indicó el AICM a través de un comunicado.

No obstante, Fumisa, quien en 1991 firmó un contrato que le dio los derechos de explotación comercial de los locales de la T1 a cambio de la realización de ciertas inversiones, argumenta que aún no ha logrado la rentabilidad que pactó con el AICM sobre tales desembolsos, por lo que demanda el derecho de seguir explotando los citados derechos o, en su defecto, recibir una compensación.

En un comunicado, la inmobiliaria recordó que cuenta con un mandato judicial del Juez Vigésimo Noveno de los Civil en el Distrito Federal (denominado interdicto de retener la posesión ), que ordena mantener el estado actual de las cosas (el contrato entre Fumisa y el AICM vigente) hasta que no se resuelvan los litigios que hay entre ambas partes para determinar si Fumisa ha recibido o no el retorno de su inversión a la tasa de rendimiento que acordó con el AICM.

Pese a ello, la terminal aérea dio a conocer que a partir de ayer ha celebrado contratos con los arrendatarios y continuará la formalización de los mismos con quienes aún no regularizan su situación .

De acuerdo con Fumisa, las inversiones que ha ejecutado desde 1991 en el AICM rondan los 4,900 millones de pesos traídas a valor presente, sobre las que pactó una tasa interna de retorno de 12.82 por ciento. Empero, la inmobiliaria propiedad del fondo de inversión Advent indica haber obtenido hasta el momento un rendimiento de 5.01% a partir de los 180 arrendatarios con los que cuenta en la T1.

Aunque no se ha revelado el monto del negocio del arrendamiento de locales en el AICM, cabe destacar que se trata de ingresos que en el caso de grupos aeroportuarios privados (GAP, Asur, Oma) constituyen buena parte de los llamados ingresos no aeronáuticos , que llegan a representar entre 30 y hasta 50% de los ingresos totales de estos grupos.

[email protected]