Anheuser-Busch InBev (AB InBev), la mayor cervecera del mundo, lanzó el miércoles su oferta por más de 100,000 millones de dólares por su rival más cercana, SABMiller, y acordó la venta de la participación de dicha compañía en el emprendimiento conjunto MillerCoors para obtener la aprobación del regulador.

AB InBev, cuya adquisición de SABMiller sería una de las más grandes en la historia corporativa, dijo que esperaba conseguir ahorros anuales de 1,400 millones de dólares cuatro años después de completar el acuerdo, proyectado para la segunda mitad del 2016.

AB InBev llegó a un acuerdo para vender la participación de 58% de SABMiller en el emprendimiento conjunto estadounidense MillerCoors al otro accionista de esa firma, Molson Coors, por 12,000 millones de dólares.

La fusión combinará las marcas Budweiser, Stella Artois y Corona, de AB InBev, con Peroni, Grolsch y Pilsner Urquell, de SABMiller, y elaborará casi un tercio de la cerveza del mundo, opacando a Heineken y Carlsberg.

AB InBev ya es el mayor actor en el mercado de la cerveza en Estados Unidos, Brasil y México, y al comprar a SABMiller agregará a otros países latinoamericanos, como Colombia y Perú, y entrará a África.

AB InBev ofrece 44 libras por cada acción de SABMiller. A los precios de cierre del martes y las tasas cambiarias actuales, la oferta equivaldría a 70,000 millones de libras esterlinas, o 106,000 millones de dólares.

De acuerdo con información de BNP Paribas reportada por The Wall Street Journal, la nueva compañía combinada sería la mayor empresa de consumo del mundo por utilidad operativa (antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización) y la tercer más grande por volúmenes de ventas, sólo detrás de Procter & Gamble y Nestlé.

Según analistas, la fusión de empresas enfrenta ahora grandes retos para su aprobación por órganos reguladores de diversos países donde tienen operaciones, entre ellos se vislumbra a China. (Con información de Reuters)