Un estudio elaborado por el Centro de Estudios e Investigación en Asuntos Públicos revela el rezago que, a nueve años de la reforma de telecomunicaciones presenta nuestro país. Si bien se trata de un sector regulado, queda claro que las entidades no hecho lo suficiente para garantizar, en el marco de sus facultades, el acceso ciudadano a las TIC.

De diez indicadores establecidos en el Decálogo de Política Digital, el promedio nacional asciende apenas a 3.4 cumplidos.

La Evaluación de Política Digital Estatal 2021 revela que en 12 entidades (37.5%) existe una dependencia encargada de políticas digitales o similar, pero únicamente tres entidades (9.3%) han publicado un diagnóstico de la situación que guardan en materia digital y sólo dos (6.2%) han publicado una agenda digital que guíe sus esfuerzos en la materia. Sin un diagnóstico y sin una agenda en la enorme mayoría, el panorama no es prometedor.

Nueve entidades (28%) han modificado marco jurídico local para homologarlo con la Constitución y reconocer el derecho universal de acceso a las TIC, internet y banda ancha. La integración de protocolos de gobierno y datos abiertos y la digitalización de sus trámites más comunes son los indicadores más cumplidos en el país (26 —81%— y 24 entidades —75%—, respectivamente)

Un dato interesante es que prácticamente la mitad de las entidades (46%) cuenta con una política de infraestructura de telecomunicaciones (46%), pero sólo uno ha homologado los trámites para el despliegue de este tipo de infraestructura, lo cual es comúnmente señalado por las empresas del ramo como un obstáculo para su crecimiento y fuente de discrecionalidad, en el mejor de los casos.

La Evaluación 2021 coloca a Colima como la entidad mejor evaluada al cumplir con 8 de 10 indicadores. La siguen Chihuahua, Ciudad de México y Durango con cinco de diez componentes. Nayarit, por el contrario, es el estado peor evaluado al no cumplir con ningún punto del Decálogo. Querétaro, Guerrero, Guanajuato, Coahuila y Veracruz cumplen con un solo indicador.

Tanto el Decálogo de Política Digital como la Evaluación de Política Digital Estatal 2021 pueden consultarse en este sitio. Su publicación intenta promover un debate informado y objetivo en torno a la política pública en telecomunicaciones que invite a las entidades federativas a asumir compromisos para construir una nación más conectada, cuya población tenga la posibilidad de acceder de manera igualitaria a las ventajas que ofrecen las tecnologías de la información y la comunicación.

Con información de Nicolás Lucas.