La secretaria del Tesoro de Estados Unidos, Janet Yellen, se comprometió el miércoles a abordar agresivamente el cambio climático utilizando todas las herramientas a su disposición, advirtiendo que no hacerlo de manera efectiva y rápida podría socavar el crecimiento económico.

Para alinear la economía estadounidense con los objetivos internacionales de eliminar las emisiones de carbono “se requerirá una acción audaz y urgente, nada menos que transformar sectores importantes de la economía global, especialmente en lo que respecta a cómo generamos energía y transportamos personas y bienes”, afirmó Yellen en comentarios preparados para dar al Instituto de Finanzas Internacionales.

“Estamos comprometidos a dirigir la inversión pública a áreas que puedan facilitar nuestra transición a (emisiones) cero neto y fortalecer el funcionamiento de nuestro sistema financiero para que los trabajadores, inversionistas y empresas puedan aprovechar la oportunidad que presenta abordar el cambio climático”, aseguró Yellen.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, tiene previsto realizar hoy una cumbre de 40 líderes mundiales sobre cambio climático, donde se espera que revele un objetivo para reducir las emisiones en alrededor de 50% para el 2030 en comparación con los niveles del 2005.

El discurso de amplio rango de Yellen refleja un fuerte cambio frente a las políticas del gobierno de Donald Trump, que había retirado a Estados Unidos del acuerdo climático de París del 2015.

Más información a inversionistas

Yellen marcó una serie de planes diseñados para abordar el problema desde todos los ámbitos, incluido el aumento de los requisitos para la divulgación de los riesgos climáticos, para que los inversionistas tengan información coherente en la que basar sus decisiones en medio de los crecientes riesgos de los fenómenos meteorológicos severos y cómo gobiernos, empresas y hogares avanzan hacia una energía verde.