Jim Yong Kim, el candidato a dirigir el Banco Mundial propuesto por Estados Unidos, se perfila a convertirse en el décimo segundo Presidente del organismo.

A pesar de que ha quedado abierto el proceso de selección a otros dos postulantes de origen no estadounidense, el sistema de votación del Banco otorga el mayor poder de voto precisamente a Estados Unidos.

Esto porque el sistema de representación de los 186 países miembros del Banco Mundial supone la toma de decisiones consensuada en un sistema de votación donde no todos los sufragios tienen el mismo valor.

Tal como sucede en el Consejo Directivo del Fondo Monetario Internacional (FMI), cuando Estados Unidos levanta el pulgar, tiene el mayor peso en las resoluciones. Para el caso del Banco Mundial, el voto estadounidense vale 16.13% del total.

El sufragio de los países que han postulado a los otros dos candidatos para dirigir el Banco tiene un peso mucho menos significativo en el directorio y tendrían que buscar consensos con países que tienen mayor poder para llegar a la victoria.

Por ejemplo, el voto de Nigeria, que es el país de origen de la ministra Ngozi Okonjo-Iweala, vale 0.05% del total, mientras el voto de Colombia, que ha impulsado al exministro de Hacienda José Antonio Ocampo, vale 0.50 puntos.

Este poder de voto en el Directorio Ejecutivo es determinado según una fórmula que corresponde a la capacidad de pago de cuota al Banco Mundial y el tamaño relativo de la economía.

La cuota es la principal fuente de recursos financieros para el organismo y, a cambio, el Banco le entrega a cada país una proporción de acciones que le garantizan como propietario del Banco. Estas acciones también fijan el tope de los compromisos financieros que puede adquirir un país frente al mismo Banco. Es decir su capacidad financiera.

La fórmula para determinar el poder de voto y el número de acciones depende del tamaño relativo del mismo país en la economía mundial.

IMPACTO EN SUCESIÓN

El Convenio Constitutivo del Banco establece que el encargado de elegir al Presidente es el Directorio Ejecutivo, integrado por 24 representantes de los países miembros.

Cinco de estos directores representan a los países miembros poseedores de la mayor cantidad de acciones. Estos países son Alemania, Estados Unidos, Francia, Japón y Reino Unido.

Los 19 directores ejecutivos restantes representan en conjunto al resto de los países miembros.

Para postular a un candidato a suceder al Banco Mundial, tiene mayor posibilidad de ganar el que recibe el apoyo de los países con mayor poder de voto.

El nombre del próximo Presidente del Banco será dado a conocer antes de que inicie la Reunión de Primavera que sostendrá la institución junto con el FMI, el 20 de abril próximo.

16.13% es el poder de voto que tiene Estados Unidos en el Directorio Ejecutivo del Banco Mundial; junto con otras cuatro naciones, EU tiene la mayor cantidad de acciones.

0.50% de la votación es lo que representa Colombia en el Directorio Ejecutivo del Banco Mundial. Este país propuso a José Antonio Ocampo, exministro de Hacienda.

ymorales@eleconomista.com.mx