El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo el jueves que está dispuesto a elevar su oferta de 1.8 billones de dólares en un paquete de ayuda para la economía de ese país, y así lograr un acuerdo con los demócratas.

Trump, que busca la reelección en los comicios del próximo mes, dijo a Fox Business Network que ya dio instrucciones al secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, para que ponga una oferta de estímulo mayor sobre la mesa, asegurando que el dinero adicional será para ayudar a los trabajadores estadounidenses.

“Nos gusta el estímulo, queremos estímulo y creemos que deberíamos tener estímulo”, dijo Trump.

La Casa Blanca propuso la semana pasada el plan de 1.8 billones de dólares en negociaciones con la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, quien rechazó la oferta y exigió un acuerdo por 2.2 billones.

El mandatario descartó aceptar la propuesta de Pelosi, “porque está pidiendo todo tipo de golosinas. Quiere salvar estados y ciudades mal gestionados por los demócratas”.

No obstante, es probable que un mayor acuerdo se encuentre con la resistencia de los correligionarios republicanos de Trump en el Senado, cámara en la que tienen la mayoría, ya que muchos creen que la actual oferta de la Casa Blanca es muy elevada.

El líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, agendó para la próxima semana una votación para un paquete más pequeño (por 500,000 millones de dólares), con el que pretende distribuir dinero entre pequeñas empresas, ayuda a colegios, protección de responsabilidades de negocios, beneficios de desempleo y asistencia a hospitales.

Por otro lado, el presidente de la Reserva Federal de Mineápolis, Neel Kashkari dijo que la recuperación económica de Estados Unidos se desacelerará si los desempleados y las empresas del país no reciben más asistencia.

“Miles de compañías más podrían quebrar si no reciben más respaldo”, afirmó Kashkari durante una discusión virtual organizada por la Escuela de Negocios Stern de la Universidad de Nueva York.