Un estudio del Banco de México, desarrollado por el Subgobernador Gerardo Esquivel, anticipa que le tomará dos años a la economía mexicana, reponerse del choque económico que se generó a partir de la pandemia del Covid-19.

Consigna que tras el cierre de actividades para tratar de reducir el contagio, “la caída en la actividad económica tocó fondo en el mes de mayo y la recuperación comenzó a observarse a partir de junio con la incipiente reapertura de algunos sectores económicos”.

Este efecto podría llevarnos a alcanzar las tasas de pobreza más elevadas en lo que va del siglo. Y a la larga será este quizá el impacto más duradero y dolorosos de esta crisis y el que requiere una atención de carácter más inmediato”, esgrimió.

Advierte que como la reapertura económica ha sido gradual, se ha extendido hasta el tercer trimestre y sigue estrechamente vinculada a la situación sanitaria por coronavirus.

En el análisis, anticipa un aumento importante en las tasas de pobreza total y extrema en el país, donde “según diversas estimaciones, alrededor de 9 millones de mexicanos podrían pasar a ser considerados como pobres y un número similar podría caer en situación de pobreza extrema”.