El Comité Federal de Mercado Abierto de la Reserva Federal de Estados Unidos dejó la tasa sin cambio entre 0 y 0.25% y advirtió que seguirán utilizando todas las herramientas a su alcance hasta que se recupere el pleno empleo y una vez que la inflación se acerque al objetivo simétrico de 2 por ciento.

El Comité espera mantener este rango objetivo hasta que esté seguro de que la economía ha resistido los eventos recientes y está en camino de alcanzar sus objetivos máximos de empleo y estabilidad de precios”, refirieron.

En su tercer anuncio monetario programado del año, el quinto si incluimos los dos recortes de emergencia que aplicó en marzo, anticiparon que para determinar el momento y tamaño de los ajustes futuros a la postura monetaria, evaluarán las condiciones económicas locales e internacionales.

Y puntualmente detallaron que estas condiciones a revisar comprenderán: medidas de las condiciones del mercado laboral, indicadores de presiones inflacionarias y expectativas de inflación, así como lecturas sobre desarrollos financieros internacionales.

Detallaron que “la actual crisis de salud pública tendrá un gran peso en la actividad económica, el empleo y la inflación a corto plazo”.

Y consignaron que esta situación sanitaria plantea riesgos considerables para las perspectivas económicas de mediano plazo.

En breve inicia la conferencia de prensa del Presidente de la Fed, Jerome Powell, programada para el día del anuncio monetario. Será su primera comunicación con la prensa tras los recortes de tasas de marzo que llevaron al rédito a un nivel no visto desde diciembre de 2008, cuando estaba en pleno la crisis financiera mundial.

ymorales@eleconomista.com.mx