El Swiss Re Institute prevé que, pese a la desaceleración económica, el siguiente año se podrá evitar una recesión global, de acuerdo con su último estudio.

“El riesgo de recesión en Estados Unidos sigue siendo elevado, pero una recesión mundial liderada por éste país no es nuestro escenario de referencia, ya que la economía de EU sigue siendo de las más resistente”, señaló el informe.

Añadió que si bien está el peligro de una recesión, a nivel global el sector de servicios se ha mantenido en buenos niveles, con buenos mercados laborales y un sólido crecimiento salarial que respalda el consumo, lo cual permitirá que se evite la recesión.

Otro factor que disipa los temores de la recesión son las medidas que han tomado los bancos centrales, los cuales han bajado sus tasas de interés.

“Si bien predecimos un crecimiento mediocre en los próximos años, no anticipamos una recesión económica absoluta”.

No obstante, de presentarse una recesión, prevén que ésta sea “moderada” en comparación con la crisis financiera del 2008.

Para el 2020 y el 2021, Swiss Re espera que la economía global se desacelere debido a una mayor incertidumbre y por las tensiones geopolíticas, como la guerra comercial entre Estados Unidos y China.

Por ello, para el siguiente año prevé que Estados Unidos crezca 1.6 desde 2.3% esperado para este año, mientras que para China la estimación pasó de 6.2 a 5.9 por ciento. En lo que se refiere a la zona euro, el crecimiento pasaría de 1.1 a 0.9%; en Reino Unido, de 1.3 a 1.0%; y en Japón de 1.0 a 0.5 por ciento.

Tasas bajas y negativas se mantendrán

El estudio también prevé que el siguiente año se mantenga la tendencia de los bancos centrales de mantener sus tasas de interés bajas o, incluso, en terreno negativo.

Sin embargo, refirió que esta política monetaria hace más daño que bien, ya tiene efectos adversos sobre la economía y el funcionamiento de los mercados financieros.

Lo anterior, explicó, tiene efecto en los rendimientos de los bonos a largo plazo, los cuales han bajado en línea con los recortes de tasas.

“La economía mundial se ha vuelto menos resistente, y con las opciones de política monetaria casi agotadas, se necesita una combinación de diferentes políticas para desarrollar resiliencia en los próximos 10 años”.

En este sentido, explicó que se necesitan más medidas en la parte de la banca, así como reformas para aumentar la productividad y dar incentivos fiscales para mejorar el crecimiento de las inversiones.

“Se necesitan nuevas recetas de crecimiento para compensar los crecientes vientos en contra de la demografía, el proteccionismo y la incertidumbre política. Para mejorar la productividad, se deben intensificar los esfuerzos en la parte de la oferta y aumentar las inversiones públicas (...) Además, cuando ocurra la próxima recesión, se requerirán enfoques novedosos, como una mayor coordinación entre las políticas fiscales y monetarias. Si se estructura de manera inteligente, esto podría ofrecer resultados superiores a una política monetaria o fiscal independiente”.

¿Qué es el Swiss Re Institute?

Swiss Re Institute es parte de la reaseguradora Swiss Re y realiza investigaciones de toda la empresa y con organizaciones asociadas.

Su objetivo es fomentar el intercambio de conocimientos y apoyar la toma de decisiones a través de sus publicaciones enfocadas en la industria, programas para clientes y conferencias.

[email protected]