El presidente de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos (EU), Jerome Powell, se enfrentó el jueves a duras preguntas sobre la inflación y la regulación bancaria en una audiencia ante la Comisión de Banca del Senado, asuntos que probablemente serán destacados de cara a su posible ratificación en el cargo.

Powell entregó la misma promesa de “respaldo poderoso” para completar la recuperación económica de Estados Unidos que hizo el miércoles ante la Comisión de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes, una muestra de que no ve necesario apresurar el retiro del apoyo a la actividad por la reciente aceleración de la inflación.

No obstante, los republicanos en el panel continuaron desafiando a Powell sobre si la fuerte aceleración de la inflación será temporal o no, como espera la Fed.

“El paradigma actual de la Fed casi garantiza que estará rezagada al mantener la inflación anclada en el objetivo promedio de 2% del banco central”, señaló Pat Toomey, senador republicano por Pensilvania.

El programa de compra de bonos del banco central por 120,000 millones de dólares mensuales, en particular valores respaldados por hipotecas, “es desconcertante”, en un momento en que los precios de la vivienda están subiendo con fuerza.

El presidente del panel, el demócrata Sherrod Brown, de Ohio, argumentó en su declaración de apertura y en preguntas a Powell que el banco central debilitó la regulación de los grandes bancos, permitiéndoles aumentar los dividendos y la recompra de acciones.

“La Fed ha revertido importantes salvaguardas, lo que facilita a los bancos aumentar el precio de sus acciones”, afirmó Brown.

Por su parte, Powell dijo que la Fed está siguiendo de cerca la trayectoria de la inflación, pero la considera “única en la historia”, al ser una derivación de la reapertura en pandemia, por lo que no es probable que persista. Asimismo, indicó que el nivel de capital que los bancos deben reservar actualmente, no disponible para dividendos u otros pagos, es el “correcto”.

La supervisión de Powell de una economía posiblemente sobrecalentada será fundamental para la decisión del gobierno de Joe Biden de renombrarlo a un segundo mandato de cuatro años cuando expire el actual a inicios del 2022.

Powell, indeciso

Por otro lado, el presidente de la Reserva Federal comentó que no ha tomado una decisión sobre los méritos o deméritos de crear una moneda digital del banco central, pero destacó que querría la autorización del Congreso antes de llevar adelante cualquier acción al respecto.

“Estoy legítimamente indeciso sobre si los beneficios superan los costos o viceversa”.

Si la Fed emitiera su propia moneda digital, explicó, “querríamos un respaldo muy extendido en la sociedad y en el Congreso e idealmente eso tomaría la forma para autorizar una legislación, en lugar de tener que realizar lectura muy cuidadosa de la ley (actual), que resulta ambigua”, comentó el Presidente del banco central estadounidense.

Inflación cederá...

Por su parte, la secretaria del Tesoro de Estados Unidos, Janet Yellen, expresó su preocupación por la asequibilidad de la vivienda y dijo que esperaba varios meses más de lecturas de alta inflación, que serían transitorias, agregando que la Reserva Federal estaba haciendo un buen trabajo bajo el presidente Jerome Powell.

“Creo que tendremos varios meses más de una alta inflación, no estoy diciendo que este sea un fenómeno de un mes. Pero creo que en el mediano plazo veremos que la inflación regresa a un nivel normal. Pero, por supuesto, tenemos que vigilarla cuidadosamente", aseveró.

Respecto al desempeño de la Fed comentó: “Tengo mucho respeto por la Reserva Federal y es importante para ellos hacer juicios independientes sobre lo que es apropiado”.