El proyecto de Seguridad Universal que prometió en campaña el virtual ganador de las elecciones presidenciales puede fondearse en el arranque con los recursos obtenidos por la homologación del IVA a 16%, siempre que incluya alimentos y medicinas, proyectó el vicepresidente del Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP), Carlos Cárdenas Guzmán.

Observa que tendría que completarse una reforma tal que los recursos recaudados eleven de 10 a 18%, como proporción del PIB, los ingresos tributarios.

Sin embargo, refiere que éste sería un primer paso para echar a andar el proyecto de seguridad universal, pues tendría que emparejarse con la discusión de la reforma hacendaria, un cambio regulatorio que cese administrativamente al IMSS, ISSSTE y Seguro Popular. Ya aprobado el cambio, supone que los ahorros públicos obtenidos por estas bajas se tendrían que redirigir al fondeo del Seguro Universal.

Si la idea es que haya una sola institución de seguridad social, si unificas todo el sistema, en una sola institución, el Estado podría conseguir a mejores precios la medicina , considera.

Entonces ¿no bastaría con la homologación del IVA a 16% para financiar este proyecto en particular?

El problema es que estás partiendo de una muy baja base de recaudación. Primero hay que aproximarla a la media de los países latinoamericanos, que es de 18%, y de ahí partir para ir subiendo hasta 24% del Producto. Una vez que estemos ahí, se podría fondear un proyecto como el de Seguridad Universal.

La propuesta original, que es la del economista Santiago Levy, supone la homologación del IVA a 16% incluyendo alimentos y medicinas; ponerle un candado a los recursos para dirigirlos exclusivamente al Seguro Universal. ¿Así sería viable?

Definitivamente. Al homologar el IVA tienes más dinero y el Estado está en condiciones de pagar la Seguridad Universal a la población de más bajos recursos. Además. se le podrían redirigir los ahorros de esta misma propuesta, pues al unificar el sistema de seguridad ya no tendría sentido conservar tres directores de entidades de salud, tres de finanzas, tres de compras, tres de recursos materiales, etcétera.

Algunos legisladores se oponen a la aplicación del IVA en alimentos y medicinas. ¿Si se respeta tal como está la ley del impuesto bastaría para fondear el esquema de seguridad propuesto?

Este argumento tiene mucho que ver con la idea de cobrar más IVA a los pobres. Pero es infundada, porque la gente de escasos recursos no compra medicina. Quien la paga son los millonarios y la clase media o media alta. De ahí en fuera, la gente pobre no compra medicinas, ésa es la realidad, por ello la propuesta hace sentido. Si el Estado cuenta con más recursos, tendrá la capacidad de darle Seguridad Universal y para cumplir con sus demás responsabilidades.

El IMCP realizó una propuesta de reforma fiscal que ya está en manos de la Secretaría de Hacienda, que supone el aumento de la recaudación hasta 18% del PIB.

[email protected]