El subsidio a la gasolina tiene un costo de 200,000 millones de pesos anuales, equivalente al presupuesto de Pemex, explicó el secretario de Energía, Jordy Herrera, aunque éste será de 442,485 millones de pesos en el 2012.

Al participar en el Foro Económico Mundial sobre América Latina, el funcionario estableció que para enfrentar la restricción de recursos públicos y los retos del cambio climático se requieren modificaciones legales para que participe el sector privado en materia energética.

Debemos hacerlo para que ese costo se vaya diluyendo en el tiempo, porque los países que puedan adelantar la transición energética serán los ganadores al atraer más inversión y ser más competitivos.

En el panel sobre la nueva realidad y modelos en el sector energético en América Latina, también cuestionó el beneficio de los subsidios a fósiles porque sólo lo disfrutan las personas de ingresos mayores.

En ese sentido estableció que debemos plantearnos cuánto queremos destinar para energía renovable y cuánto para subsidios de manera personalizada en fósiles por medio de políticas públicas con un efecto positivo. Los dos puntos a analizar deben ser el subsidio y el tema del calentamiento global.

Pero al igual que el presidente Calderón, coincidió en que reducir el subsidio no se puede hacer de un día para otro y reconocer que sólo se debe seguir apoyando a los que menos tienen. No se debe pretender que desaparezca de la noche a la mañana, se debe hacer una diferenciación. Pero primero se tiene que reconocer el costo real y tomar en cuenta que en otros países pasaron crisis por haber subido de un día para otro los energéticos .