El gasto del sector público registró, de enero a octubre de este año, un ligero subejercicio, es decir, se gastó menos de lo programado, de acuerdo con el Informe sobre las Finanzas y la Deuda Pública de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Los datos revelaron que en los primeros 10 meses del año, se ejerció un gasto de 5 billones 137,577 millones de pesos, lo que significó un aumento anual de 5.0%, el mayor que se da para un periodo similar desde el 2018, cuando aún bajo el gobierno de Enrique Peña Nieto el gasto creció 5.3 por ciento.

Sin embargo, se reportó un ligero subejercicio en el periodo. Hacienda, a cargo de Rogelio Ramírez de la O, esperaba que el gasto fuera de 5 billones 174,138 millones de pesos, es decir, el subejercicio presentado fue de 36,561 millones de pesos.

Este subejercicio se explicó por la parte del gasto no programable, el cual considera los recursos para el cumplimiento de obligaciones, como el pago de deuda y el dinero que se transfiere a los estados y municipios en donde se ejercieron recursos por 775,330 millones de pesos en el periodo.

Lo anterior fue 1.2% más que el gasto que se ejerció en el mismo rubro el año pasado, pero 34,525 millones de pesos menos, ante menores recursos que se destinaron a las participaciones en los estados, así como a los adefas.

Asimismo, el costo financiero de la deuda fue menor en 42,387 millones de pesos a lo esperado. De enero a octubre, se ejercieron 499,551 millones de pesos, 6.8% menos que el año pasado.

En el caso del gasto programable, el cual se destina a proveer bienes y servicios públicos a la población a través de las dependencias de gobierno, fue por un total de 3.8 billones de pesos, 7.5% más que el año pasado.

Además, en este tipo de gasto se ejercieron 40,351 millones de pesos más a los programados para enero a octubre del 2021.

Mayor gasto social

En la parte de desarrollo social, la Secretaría de Hacienda reportó que la protección social tuvo un gasto de poco más de 1.02 billones de pesos de enero a octubre de este año, lo que significó un crecimiento de 4.1% anual.

“El gasto en protección social representó, en promedio para enero-octubre de 2019-2021, 26.4% del total del gasto programable, porcentaje mayor al registrado durante las administraciones previas (18.4% en el periodo de 2013-2015 y 18.1% en el 2007-2009), en línea con el objetivo de fortalecer y ampliar la red de protección social”, destacó la dependencia.

En total, el gasto de desarrollo social fue de 2.3 billones de pesos, 2.1% más que el año pasado, mientras que el de desarrollo económico fue de 1.2 billones, 22.5% más que el año pasado gracias al avance en los proyectos de inversión en energía, comunicaciones y transporte, indicó Hacienda.

Superávit primario

La dependencia también informó que el superávit primario se ubicó en los primero 10 meses del año en 140,400 millones de pesos, lo que calificó como algo favorable con el déficit programado de 13,700 millones de pesos.

En lo que se refiere al déficit público, éste se ubicó en 351,000 millones de pesos, menor en 204,900 millones de pesos a lo programado.

En tanto, el Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público –la deuda en su medida más amplia– se ubicó en 12.5 billones de pesos, 9.8% más que al cierre del 2020, lo que Hacienda explicó que se debió al aumento del tipo de cambio del peso respecto al dólar.

ana.martinez@eleconomista.mx