La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) sostuvo que no hay ningún elemento para afirmar, en la actualidad, que existe un alza generalizada de precios o que la inflación se encuentra en niveles preocupantes.

La dependencia expuso que recientemente el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) superó 4.0%, límite superior del intervalo de variabilidad previsto por Banco de México (Banxico), al alcanzar 4.4% en julio pasado.

Aunque el dato más reciente apunta a que el indicador se vio afectado de manera notable por un alza en los precios agrícolas (subíndice no subyacente), es importante mencionar que no se han observado efectos de segundo orden en el proceso de formación de precios.

Es así que, se considera que el referido aumento es un fenómeno transitorio y sólo de corto plazo sobre la inflación general anual , argumenta la Secretaría de Hacienda en el Informe Semanal de su Vocería.

Por ello, señala, las expectativas tanto del sector privado como público sitúan al INPC dentro de un intervalo comprendido entre 3.0 y 4.0% hacia finales de 2012 y durante 2013.

Refiere que México cuenta con una economía sólida y con estabilidad de precios, que mantiene la confianza entre los agentes económicos y la cual está sustentada en la responsabilidad con la que se ha aplicado la política económica-fiscal y monetaria.

Para la dependencia, ello permite prever que no habrá un sobresalto que lesione el patrimonio de los mexicanos, a pesar de que existen en el escenario internacional y nacional posibles presiones en la materia.

En la nota informativa titulada No existen presiones generalizadas sobre los precios en México , expuso que la inflación no es el aumento de un precio en particular -o de algunos- en un momento único, sino un alza generalizada y sostenida de los precios.

En los años recientes, señala, México ha continuado con el proceso de convergencia hacia la meta de inflación de 3.0%, con un margen de un punto porcentual, y se prevé que seguirá haciéndolo.

En julio pasado, la inflación general anual en México fue de 4.42%, segundo mes consecutivo al alza y mayor nivel desde abril de 2010, debido sobre todo a la evolución en el precio de productos agropecuarios.

Para la SHCP, el comportamiento de la inflación general anual en julio no fue un fenómeno generalizado, sino limitado a una porción pequeña de la canasta del subíndice de precios no subyacente, cuyo precio relativo se modificó.

De acuerdo el Banco de México (Banxico), las expectativas de inflación han permanecido ancladas dentro del intervalo de variabilidad de un punto porcentual alrededor del objetivo permanente de 3.0 por ciento.

No obstante, las correspondientes a horizontes de corto plazo, en particular las referentes a 2012, han mostrado un repunte asociado a los ajustes en precios relativos de los subíndices subyacente y no subyacente.

En cuanto a las expectativas de inflación a horizontes de mediano y largo plazos, la encuesta del Banxico señala que éstas se han mantenido sin variaciones importantes en los últimos meses.

Lo anterior, pues el promedio de las expectativas para los siguientes cuatro años se mantuvo alrededor de 3.60%, mientras que el correspondiente a los siguientes cinco a ocho años permanece alrededor de 3.50%, señala la SHCP.

klm