Son al menos cuatro los retos que tendrá que enfrentar Janet Yellen al asumir la Presidencia de la Reserva Federal (Fed) el próximo 1 de febrero.

El principal, la normalización de la política monetaria, coincidieron economistas de los think tank estadounidenses Peterson Institute y Brookings y del europeo Bruegel.

Los otros tres detallados por los especialistas, son garantizar certidumbre al mercado, promover la integración de la estabilidad financiera en el programa de política monetaria, así como fortalecer la comunicación y transparencia.

El respaldo del Senado de Estados Unidos a la designación de Yellen como Presidenta de la Reserva Federal se dio con 56 votos a favor, 11 de ellos republicanos, y 26 en contra.

Desde Washington, el investigador del Peterson Institute for International Economics, David J. Stockton, detalla que la acción de salida de la facilidad cuantitativa (QE3 por su sigla en ingles), anunciada desde diciembre y en marcha a partir de este mes, requiere de una estrategia casi quirúrgica para retirar el excedente de liquidez, sin que se presione la recuperación de los agentes financieros ni su sentimiento de certidumbre.

Sin embargo, afirma que una de las grandes ventajas que tiene la próxima Presidenta de la Fed, Janet Yellen, es la claridad de comunicación y su capacidad para traducir en palabras claras los grandes teoremas aplicables a la política monetaria de Estados Unidos.

La normalización de la política monetaria, precisa aparte Andre Sapir, investigador senior en el instituto de investigación económica de Bruselas, Bruegel, incluye el retiro de estímulos monetarios, el llamado tapering, y la regularización gradual de las tasas de interés.

Tal como lo han indicado otros analistas, Sapir evidencia los 36 años de experiencia de Yellen en la Reserva Federal para considerar que es ya la Presidenta de mayor conocimiento del instituto y de la política monetaria.

GARANTIZAR CERTIDUMBRE

Aparte, Ernesto Talvi, director de la Iniciativa para América Latina en Brookings, explicó en conferencia que la experiencia de la funcionaria adentro de la misma institución es un factor de certidumbre.

Desde California, Dean Rich Lyons, integrante de la escuela de negocios Berkeley Haas, afirma que la capacidad de Yellen para anticipar eventos económicos y de involucrar variables cercanas a la gente en sus decisiones, como el empleo, será elemento toral para su desempeño al frente de la Fed.

Janet Yellen, economista de 67 años, será la Presidenta de la Reserva Federal número 15, la primera mujer al frente del banco central y la responsable de conducir la estrategia de salida de las acciones monetarias sin precedentes, puestas en marcha para evitar una depresión económica.

ymorales@eleconomista.com.mx