La respuesta a la reforma fiscal se encuentra en los tratamientos fiscales preferenciales que tan sólo este año le costarán al gobierno 500,000 millones de pesos.

Este monto que crece cada año, es lo que el fisco dejará de recaudar por subsidios, exenciones y beneficios del que gozan diversos sectores como el agropecuario y el de autotransporte.

Pero hasta ahora no se ha hecho un análisis sobre la necesidad de seguir manteniéndolos o reducirlos. De lo único que se ha hablado es de la necesidad de aumentar más los impuestos para elevar la inversión a niveles de como se hace en China.

De ahí que el presidente de la Comisión Especial para Analizar el Presupuesto de Gastos Fiscales en la Cámara de Diputados, Sebastián Lerdo de Tejada, reitera que debemos tener con toda precisión, indicadores de impacto económico de los tratamientos especiales.

Y esto es precisamente lo que se plantea en la iniciativa de ley que presentó el PRI que se encuentra en proceso en el Congreso sin que el PAN, el partido en el poder, tenga interés en que avance para tener material que sirva para elaborar la reforma fiscal que el gobierno presentará en septiembre junto con el paquete económico 2011.

Ya recibió el visto bueno de la Comisión de Presupuesto, cuyo presidente, el diputado Luis Videgaray, reconoce que llevamos décadas sin revisar los esquemas preferenciales para tener un sistema tributario más justo.

Falta que se dictamine en la Comisión de Hacienda que preside el panista, Mario Becerra. Por eso Lerdo de Tejada acusa: Pareciera que el partido en el poder quiere mantener la opacidad para que de manera discrecional se inicie el debate de la reforma fiscal sólo con la visión del gobierno.

El partido del gobierno ha estado atrasando las cosas intencionalmente para que se agolpen los tiempos con el presupuesto del próximo año , matiza.

Falta transparencia

En entrevistas por separado, los legisladores que están impulsando esta iniciativa coinciden en que ahí está la respuesta para tener un sistema tributario más justo.

Videgaray considera que se requiere transparentar los regímenes especiales y no sólo cuantificarlos como se hace cada año.

En su opinión, la iniciativa de ley con relación el tema debe ser apoyada porque llevamos años sin revisarlos. Como ejemplo considera que es conveniente conservar el apoyo del gobierno a los trabajadores por medio del crédito al salario, pero otros que ya no tienen gran demanda, se deben reducir.

Sebastián Lerdo de Tejada refiere que la propuesta es una iniciativa muy ambiciosa. Se propone crear el capítulo octavo de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria. Fue firmada prácticamente por todas las fracciones parlamentarias.

Si se aprueba ante el pleno, la Comisión que preside, afirma, va a tener mucho trabajo porque lo que tiene que hacer es procesar los indicadores precisos de los tratamientos fiscales especiales y comenzar una discusión plural de qué se queda y qué se va, pero no al revés . Por eso estamos exigiendo que ya se dictamine la iniciativa.

Más allá de cuál quitar o cuál mantener me parece que lo que el Congreso necesita son indicadores precisos y desagregados que te permitan tomar decisiones técnicas, revisando con toda precisión el impacto económico y el impacto social de esas medidas , expone.

El PRI ya presentó más de 17 iniciativas que forman parte de la discusión de la reforma hacendaria para ingresos, gasto, deuda y patrimonio.

[email protected]

Fiscales