El diagnóstico con el que regresaron a casa los líderes empresariales y políticos que asistieron a la 44 Reunión Anual del Foro Económico Mundial (WEF) es de un cauto optimismo sobre la recuperación mundial, basándose en la debilidad de la recuperación económica que tienen los países avanzados, la desaceleración que mantiene China y la consideración de que Europa ha perdido características típicas de una economía avanzada .

Al concluir la cita anual en Davos, Suiza, los líderes asistentes pusieron también de relieve el alto riesgo social que implica mantener el desempleo juvenil a nivel mundial en los niveles históricos donde se encuentra hoy.

El desempleo, de acuerdo con el catedrático de la Universidad de Harvard, Kenneth Rogoff, es el principal obstáculo para completar una recuperación económica consistente.

Ejecutivos, como el presidente de Renault Nissan Alliance, Carlos Ghosn, matizaron que las expectativas levantadas por mercados emergentes distinguidos en la volatilidad mundial, como México, Indonesia, Nigeria y Turquía, (MINT, según sus iniciales), radica en el importante tamaño de esas economías, que trae consigo una importante oportunidad de consumo.

Quizá el punto común en estos cuatro emergentes, explicó en una de las sesiones, es que pese a la crisis global y la volatilidad intermitente de los últimos cinco años, se han mantenido creciendo con un limitado impacto financiero.

DESEMPLEO, SEMBLANTE DE LA CRISIS

Los 50 jefes de Estado, 12 banqueros centrales y más de 500 CEOs de empresas globales que asistieron al encuentro pusieron de relieve que en el planeta hay 70 millones de jóvenes sin empleo, lo que, según advirtió el presidente de Coca-Cola, Muhtar Kent, en una de las sesiones, es equivalente a la población de Francia.

Matizó que, por ahora, estos jóvenes desempleados no tienen oportunidades reales de colocarse, por lo que enfatizó que, sin un plan común entre la Iniciativa Privada y el gobierno, existe un grave peligro de quiebre en la sociedad civil .

El ex presidente del banco central europeo, el Bundesbank, Axel Weber, puso de relieve que un crecimiento económico inferior a 2% es absolutamente insuficiente para crear empleo y atraer inversiones.

Y mientras las economías avanzadas no consigan un repunte, tendrán que lidiar con el rezago de la generación de plazas laborales, advirtió.

En otra sesión del Foro, el director general de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Guy Rider, precisó que el número de desempleados entre 15 y 24 años es una tercera parte de la desocupación global.

En su opinión, no se pueden desvincular las acciones para acotar la desocupación juvenil de la general, pues simplemente no se pueden combatir por separado .

ARRITMIA EN BRICS ?Y ECONOMÍAS AVANZADAS

La nueva normalidad supone que los países emergentes han decidido crecer menos porque han aprendido de nuestros errores y han apostado por un crecimiento más sostenible en todos los sentidos , afirmo la presidenta de Siemens España en el Foro de Davos, Rosa María García.

La observación fue confirmada por el ministro de Finanzas de India en un debate, Palaniappan Chidambaram, quien comentó que crecen menos porque el entorno exterior es más adverso.

Y porque hemos tomado decisiones para que sea así , aseveró.

Simplemente los emergentes están sufriendo con retraso el impacto de la crisis económica y financiera, pero cobraremos un mayor dinamismo con una nueva orientación de nuestras políticas económicas destacó aparte el titular brasileño de Finanzas de Brasil, Guido Mantega.

Acerca del repunte esperado para las economías desarrolladas, la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, evidenció que aún no ha llegado un crecimiento bien anclado en las economías avanzadas .

Observó que las políticas monetarias deben durar hasta que el crecimiento sea sostenible y, una vez que se confirme, tendrán que reformularse. Y apuntó que la deflación es un riesgo en zonas del mundo desarrollado como la Unión Europea.

CHINA, NORMALIZACIÓN PREOCUPANTE

De acuerdo con el presidente y consejero delegado de Goldman Sachs, Lloyd Blankfein, la salida de China al primer plano de la actividad económica mundial hace que una variación de 2% de su tasa de crecimiento tenga más implicaciones para el PIB mundial que cualquier desviación hacia arriba o hacia abajo del de Estados Unidos .

EUROPA, ¿POTENCIA EMERGENTE?

La aseveración de que Europa ya cuenta con características de una economía emergente se mantuvo latente en varias sesiones del Foro.

Desde el presidente de la petrolera francesa Total, Christophe de Margerie, hasta investigadores económicos como Rogoff sostuvieron que la debilidad del crecimiento en aquellas latitudes, su elevado desempleo y la amenaza de la deflación son indicadores que limitan la posibilidad de dejar a Europa en la misma clasificación de las economías avanzadas.

Europa no parece estar aún de vuelta , dijo Axel Weber.