HUNTSVILLE, Canadá - Los líderes de las ocho potencias más industrializadas advirtieron este sábado que la recuperación de la economía era aún "frágil" y que la crisis económica había comprometido los objetivos de desarrollo del Milenio de las Naciones Unidas.

"Nuestra reunión anual tiene lugar en momentos en que el mundo comienza una frágil recuperación de la mayor crisis económica en varias generaciones", señalan Gran Bretaña, Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón, Rusia y Estados Unidos en el borrador del documento.

De acuerdo con el texto obtenido por la AFP antes de su divulgación oficial, la ralentización de la economía comprometió los esfuerzos para alcanzar los objetivos de desarrollo del Milenio de la ONU.

"La crisis ha puesto en peligro el avance hacia la obtención de los objetivos de 2015. Se requieren renovados compromisos mutuos", señala el borrador, que advierte que "tanto países desarrollados como en desarrollo deben hacer más".