En medio de los altos niveles de inflación que se han registrado a nivel mundial, y la aparición de la nueva variante Ómicron, la recuperación de la economía mexicana no se ha desviado, aseguró Gabriel Yorio, subsecretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Al término de un evento, el funcionario explicó que la contracción del Producto Interno Bruto (PIB), en el tercer trimestre del año, se debió a la reforma de outsourcing así como por el impacto de la tercera ola de contagios por Covid-19, provocado por la variante Delta.

Este evento no desvía la recuperación de México pero, vamos a estar viendo, en la medida que haya nuevas olas, este tipo de vaivenes, este tipo de actividades”, dijo a medios de comunicación.

Yorio recordó que los altos niveles de inflación son un fenómeno a nivel mundial, esto debido a la interrupción de las cadenas de valor, lo que ha ocasionado que, por ejemplo, los costos de transporte de los contenedores marítimos hayan incrementado 10 veces su valor.

La semana pasada se informó que la inflación en México se ubicó, en la primera quincena de noviembre, en 7.05% anual, su mayor nivel en 20 años y, se espera, que en septiembre repita una cifra similar, esto ante las presiones inflacionarias ocasionadas por los choques de oferta a nivel mundial.

Respecto al PIB, en el tercer trimestre del año este tuvo un menor desempeño al esperado, esto por las implicaciones de la reforma de outsourcing, así como la tercera ola de Covid-19 causada por la variante Delta. De esta manera, el PIB del tercer trimestre del año mostró una contracción de 0.4% frente al trimestre previo.

Ana.martinez@eleconomista.mx