Los ingresos que obtiene el gobierno a través del pago de impuestos habrían aumentado 0.08% anual, en términos reales, durante el primer semestre del año, en medio de la pandemia que se ha vivido por el Covid-19 y la contracción en la actividad económica por las medidas de confinamiento aplicadas para disminuir su contagio.

De acuerdo con datos preliminares del Servicio de Administración Tributaria (SAT), en el primer semestre del año los impuestos dejaron 1 billón 747,684 millones de pesos al erario público, cifra mayor en 53,627 millones de pesos a lo que se obtuvo en el mismo periodo del año previo, cuando ingresaron a las arcas del gobierno 1 billón 694,056 millones.

Adrián García, coordinador del área de Ingresos e Impuestos del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), destacó que pese a la situación económica actual, los ingresos tributarios se han “logrado salvar” en contra de lo esperado, ya que están estrechamente relacionados con la actividad económica y, una caída en esta última, inevitablemente afectaría los ingresos del gobierno.

Destacó que entre las razones por las cuales los ingresos tributarios no han caído están los mayores actos de fiscalización que ha realizado el SAT, así como el combate contra las factureras y la evasión. Agregó que, durante el segundo semestre del año, lo que podría abonar a mantener la recaudación serán las modificaciones fiscales para cobrar el Impuesto al Valor Agregado e Impuesto sobre la Renta dentro de las transacciones y los ingresos que se obtienen a través de las plataformas digitales.

En tanto Gabriel Farfán, director de Comunidad Mexicana de Gestión Pública, refirió que si bien la recaudación aumentó, el crecimiento no ha sido proporcional al que se ha presentado en el padrón de contribuyentes respecto al año pasado.

“Hay más contribuyentes. Hay más personas. Hay más negocios. Si se compara el padrón de contribuyentes del año pasado con el número de causantes que hay este año, y además de eso le sumas que muchos ahora pagan impuestos que antes no pagaban, lo normal sería que la recaudación aumentara; sin embargo, no lo hace como debiera porque no hay crecimiento”.

Los últimos datos actualizados del padrón de contribuyentes mostraron un crecimiento anual de 6.3% en mayo, al alcanzar un registro de 78.5 millones

Lejos de la meta

Si bien la recaudación de impuestos aumentó, ésta se ubicó 68,505 millones de pesos por debajo de lo previsto en el Calendario Mensual del Pronóstico de los Ingresos del Sector Público para este año.

El calendario pronosticó que, en los primeros seis meses del año, el SAT recaudaría 1 billón 816,189 millones de pesos; sin embargo, la recaudación que informó el fisco con datos preliminares es 3.9% menor a la pronosticada.

“Seguramente no vamos a llegar a lo que se previó en la Ley de Ingresos de la Federación (LIF) para el 2020. No sabemos aún la magnitud de la contracción económica que vamos a vivir, algunos muy optimistas ven una caída del PIB de 3% mientras que otros se van hasta 11%”, refirió Adrián García.

De acuerdo con la LIF 2020, el gobierno esperaba recaudar este año 3 billones 499,425 millones de pesos; sin embargo, la meta fue modificada en los Precriterios Generales de Política Económica para el 2021 a 3 billones 350,840 millones.

[email protected]