De enero a febrero, la recaudación que obtiene el gobierno federal por el cobro del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) a la gasolina y el diesel se redujo en 11.3%, respecto al mismo periodo, pero del 2016, con lo que hiló su segunda reducción consecutiva en lo que va del año.

De acuerdo con información de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), la recaudación por el impuesto a combustibles fue por 34,824 millones de pesos, es decir, 2,645 millones de pesos menos a lo que se percibió en los primeros dos meses del año anterior.

Si sólo se considera el mes de febrero, la recaudación por este gravamen se redujo 16.5% con un total de 16,766 millones de pesos. En enero de este año, el IEPS a combustibles registró una reducción anual de 5.9%, con un total de 18,075 millones de pesos; es decir, en febrero se captó menos dinero por este impuesto.

En febrero, la SHCP anunció que realizaría una mayor intervención en los precios de la gasolina a través de subir o bajar el IEPS para mitigar el impacto de la volatilidad que se vivía en el tipo de cambio y en los precios de la gasolina a nivel internacional.

Explicó que debido a los excedentes que registraba el gobierno federal por el pago de derechos sobre hidrocarburos, pudieron suavizar los precios de la gasolina y el diesel para que la volatilidad de las variables anteriores no se tradujera en un mayor precio para el consumidor.

Lo anterior ocasionó que, en general, durante los primeros dos meses del año, la recaudación por IEPS registrara una reducción de 6%, respecto del 2016, con un total de 60,802 millones de pesos.

Sin liberación, deuda crecería

José Antonio Meade, secretario de Hacienda y Crédito Público, indicó que ya era necesario que el precio de la gasolina dejara de depender del gobierno y no del mercado, pues de seguir fijando precios artificiales, el gobierno federal se habría endeudado más, o bien habría utilizado mayores recursos del presupuesto.

A los más pobres del país les habría hecho más daño una política en que incurriéramos en más deuda, donde subiéramos otros impuestos o distrajéramos recursos de programas sociales para mantener artificialmente el precio de la gasolina , expuso durante su participación en el XII Congreso de los Jóvenes de la Universidad Panamericana.

Recordó que México era de los cuatro países en el mundo donde el gobierno era el que fijaba los precios de la gasolina como en Bielorrusia, Corea del Norte y Venezuela.

El precio de la gasolina se debe determinar por condiciones de oferta y demanda y fuera del gobierno (...) Antes ¿de dónde sacábamos ese dinero? Pues a través de subir impuestos, endeudarnos más, utilizábamos más dinero del presupuesto para dejar de apoyar a educación, salud, vivienda y seguridad, (...) es una visión que no tiene lugar en un país que aspira a modernizarse .

Informó que este viernes la dependencia entregará los Precriterios Generales de Política Económica del 2018, donde se estimará variables como el tipo de cambio y el precio de la mezcla mexicana, así como el crecimiento de la economía para el próximo año.

Ingresos tributarios triplican los ingresos petroleros

En el acumulado de enero a febrero, los ingresos tributarios fueron 3.4 veces mayores a lo que registraron los ingresos petroleros, pues registraron una recaudación total por 483,084 millones de pesos (4.7% mayor al 2016), mientras que los petroleros fueron por 138,597 millones de pesos (15.1% más que en el 2016).

Hacienda explica que la recuperación de los ingresos petroleros se debe en gran medida a la depreciación del tipo de cambio que, de enero a febrero, fue de 17.5 pesos por dólar en promedio, mientras que en ese mismo lapso, pero del 2016, fue de 20.9 pesos por dólar. También lo relaciona al incremento del precio promedio de exportación de la mezcla mexicana.

Con respecto al gasto neto del sector público se registró un monto por 797,952 millones de pesos, un incremento anual y real de 2.2%, mientras que los ingresos presupuestarios fueron por 759,130 millones de pesos, un crecimiento de 6.9%; es decir, el gobierno registró otra vez un gasto mayor a sus ingresos.

Si bien el déficit presupuestario del sector público fue por 38,822 millones de pesos, fue 45% menor a lo registrado en enero-febrero del 2016, cuando reportó un déficit por 67,299 millones de pesos.

El Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público (SHRFSP) la medida más amplia de la deuda del país se ubicó en 9 billones 689,563 millones de pesos, un incremento de 9.07% respecto al año anterior.

elizabeth.albarran@eleconomista.mx