En el primer trimestre del año, la recaudación registró una caída que aunado al contrabando de combustibles suma una cifra aproximada de 20,000 millones de pesos, reveló la jefa del Servicio de Administración Tributaria (SAT), Raquel Buenrostro.

“Tenemos problemas en Comercio Exterior, tenemos un problema de contrabando fuerte de combustibles, y ya está siendo atacado, ahí traemos una disminución aproximada de 20,000 millones de pesos, en Comercio Exterior, por contrabando y huachicol”.

Explicó, que hay lo que le llaman contrabando bronco y técnico. “El contrabando bronco es usando la fuerza, digamos, la violencia, pueden pasar muchos camiones, pipas con combustible que no sabemos ni qué es. Y por otro lado está el contrabando técnico que hacen pasar por algún tipo de aceite sobre todo el diésel”.

Raquel Buenrostro, dijo, “estamos trabajando con Pemex para ir a cortando los volúmenes y dar un estimado, pero se nota muchísimo como decía en la recaudación, porque al día de ayer llevamos 20,000 millones de pesos menos en impuestos”.

Lo anterior, lo informó tras la inauguración del Centro de Atención Remota al Contribuyente en el sur de la ciudad.

Un call center al servicio del contribuyente

El Servicio de Administración Tributaria inauguró el Centro de Atención Remota al Contribuyente (CAREC) para la atención de dudas, quejas y sugerencias que el contribuyente en cualquier momento presente y podrá acceder a través de chat, teléfono, redes sociales y servicios en línea; además este centro de llamadas será el más grande a cargo del gobierno mexicano con un costo de 36 millones de pesos, declaró Raquel Buenrostro, jefa del SAT.

“El SAT ya no pagará a terceros por el servicio de call center, ahora éste formará parte de la institución, se redujo de 300 millones de pesos a sólo 36 millones para este 2021 (...) El proyecto es diferente a los que se hacen usualmente”, declaró desde las instalaciones del SAT en Xochimilco.

En este sentido, agregó, que con el ahorro generado se podrán agregar más trabajadores al SAT para brindarles mejores oportunidades laborales, con lo que el centro de llamadas cuenta con un total de 425 empleados, divididos en administradores, subadministradores, supervisores y agentes.

El programa Jóvenes Construyendo el Futuro, también es parte de este nuevo proyecto de la autoridad fiscal, según Buenrostro, se necesita una renovación en el fisco.

“Necesitamos que los jóvenes se vayan incorporando al SAT; se hizo un diseño para ver cómo sería este centro de atención remota y se empezó a trabajar en cómo optimizar el capital humano y por lo tanto se presentó un programa con una parte de gente que se incorpora a la fuente de trabajo y una buena proporción es de Jóvenes Construyendo el Futuro”, declaró.

Atender fácil y rápido

Debido a la acumulación de quejas que se originaron por la pandemia del Covid-19, el SAT fortaleció la implementación de la tecnología, en particular en el uso de robots e inteligencia artificial, para atender preguntas de manera automática con base en las dudas más frecuentes de los contribuyentes.

Según datos proporcionados por la titular del SAT, los agentes atienden 52 consultas en siete minutos, en años anteriores el promedio era de 30 consultas cada 10 minutos, sólo por vía telefónica.    

La inclusión no es un tema ajeno para Raquel Buenrostro que mencionó que en este momento, trabajan en el SAT nueve integrantes con alguna discapacidad visual o motriz.

valores@eleconomista.mx