La secretaria de Trabajo y Previsión Social, Luisa María Alcalde Luján, informó que las observaciones realizadas al Programa de Jóvenes Construyendo el Futuro que realizó la Auditoría Superior de la Federación (ASF) serán aclaradas puntualmente, todas vez, que se trata de un programa de “buena fe” que espera que tanto becarios, como empleadores notifiquen a la autoridad cualquier modificación.

A través de un comunicado, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) subrayó que muchos de los datos emitidos por la ASF no son precisos; que “el programa opera de buena fe, con reglas, supervisión y controles que permiten identificar la ausencia de capacitación o cualquier tipo de irregularidad, para aplicar las sanciones pertinentes”.

En ese sentido, la titular del Trabajo detalló que las observaciones por aclarar en cuestión de becarios representan sólo un 0.37% del total de los participantes del programa, y un 0.23% de los recursos del mismo.

Los puntos ya aclarados ante la ASF fueron lo relativo a aquellos becarios que se capacitaban y estudiaban, y el registro de becarios fallecidos. La STPS definió que la mayoría de los casos se trató de jóvenes que estuvieron en distintos momentos en cada programa (Jóvenes Construyendo el Futuro y Becas Benito Juárez), y esclareció que en ningún momento hubo registro de jóvenes que ya habían perdido la vida.

kg