El Gobierno federal contempla una asignación de 132,447 millones de pesos de recursos fiscales para 162 programas y proyectos de inversión en infraestructura, entre los que destacan tres obras prioritarias para el proyecto político y económico del presidente Andrés Manuel López Obrador: el Tren Maya, que conectará distintas ciudades de la península de Yucatán y el Sureste mexicano; la reconversión y ampliación de la base aérea de Santa Lucía como aeropuerto comercial internacional, y la construcción de una nueva refinería en Dos Bocas, Paraíso, Tabasco, como insignia de un posible resurgimiento de la industria petrolera controlada por el Estado.

Tren Maya

Para el Tren Maya, para el que se proyecta un trazo de 1,500 kilómetros de vías y 18 estaciones para ofrecer servicios turísticos y de transporte de carga, el presupuesto presentado por la Secretaría de Hacienda este martes al Congreso propone una asignación de 36,288 millones de pesos.

Este monto, de acuerdo con el documento de Hacienda, dará continuidad a la construcción de los tramos 1, 2, 3 y 4. Para el Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec se asignarán 3,509 millones de pesos.

Aeropuerto de Santa Lucía

El Gobierno federal considera que en 2021 inyectará 21,315 millones de pesos para las obras del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles, en Santa Lucía, Estado de México. Esta obra de infraestructura implica la reconversión de la vieja base aérea militar en Santa Lucía y su ampliación para funcionar como una terminal áerea comercial de carácter internacional que brinde servicios de aviación a la Ciudad de México.

Las primeras fases de las obras en Santa Lucía contemplan la construcción de una nueva torre de control, instalación de servicios de extinción de incendios y redes hidráulicas y sanitarias, estacionamiento y una terminal intermodal de transporte terrestre. Además, se trabaja en una terminal de combustibles y una red de distribución.

Refinería Dos Bocas

El presupuesto para la refinería Dos Bocas se encuentra considerado en el gasto programable de la empresa estatal Petróleos Mexicanos (Pemex). Del presupuesto asignado a Pemex, se contempla que 45,050 millones de pesos sean destinados para la continuaciónd e las obras de construcción de la Nueva Refinería Dos Bocas, en Paraíso, Tabasco.

Las obras coordinadas por Pemex representan el gran proyecto del presidente López Obrador para reactivar la industria petrolera estatal, producir una mayor cantidad de gasolinas y avanzar hacia la llamada soberanía energética.