La canciller alemana Angela Merkel expresó el jueves su preocupación sobre los riesgos de la manipulación cambiaria, mencionando específicamente a Japón, donde el banco central decidió acelerar el ritmo de la impresión de dinero.

"No estoy completamente despreocupada. Tenemos una sensibilidad mucho más alta, por medio de la discusión en el G20, de la manipulación cambiaria o la influencia política", dijo Merkel en el Foro Económico Mundial en Davos.

"No quiero decir que miro a Japón completamente despreocupada de momento. Y será importante para Europa también que la amplia liquidez que se dio a los bancos el año pasado vuelva a recolectarse", sostuvo.

SUGIERE A ESPAÑA QUE ADOPTE MEDIDAS PARA CREAR EMPLEO

La jefa del gobierno alemán, Angela Merkel, sugirió este jueves en Davos a España que adopte medidas para crear empleo con el fin de evitar una escalada de la situación política que amenaza con convertirse en una "nueva inestabilidad".

"Voy a dar un ejemplo: Si hay un desempleo en España del 50-60% entre los jóvenes, o en Portugal o Grecia, nuestra responsabilidad es (...) quizá tomar medidas que nos permitirán de forma transitoria crear empleo", mientras las reformas estructurales empiezan a dar resultados, dijo en Davos ante la élite económica y política mundial.

Y es que según la experiencia de Alemania, se tardará "2-3 o incluso 4 años" en ver los resultados de esas reformas estructurales emprendidas por los países de la zona euro en dificultades, por lo que dijo, ahora "se trata de utilizar ese tiempo de la mejor forma para evitar una escalada de la situación política que amenaza con crear una nueva inestabilidad".

Inflexible en la aplicación de su amarga medicina de la austeridad para reducir el déficit y salir de la crisis, aseguró que la "consolidación y el crecimiento son dos caras de la misma moneda".

RDS