Luego de aprobar la Ley Federal de Derechos, la Miscelánea Fiscal y la Ley de Ingresos de la Federación después de tres largos días de discusión, la Cámara de Diputados ahora se prepara para el análisis, discusión y aprobación del Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF) 2022.

A partir de este viernes, la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de San Lázaro, presidida nuevamente por el morenista Erasmo González, empezará con los trabajos del Parlamento Abierto, los cuales se espera se lleven a cabo en cinco diferentes días.

Luego de estos trabajos, los legisladores de la Comisión de Presupuesto se tendrán que reunir con funcionarios de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) para que el proyecto les sea explicado y, a su vez, tomar nota sobre las observaciones que otras comisiones puedan tener sobre el PPEF, para dar paso al dictamen.

El primer bloque a tratar será el de “Gobernación”, en donde especialistas organizaciones de la sociedad civil y legisladores abordarán temas como Justicia, Gobernación, Asuntos Financieros y Hacendarios, entre otros. Los siguientes días se llevarán a cabo los parlamentos de “Desarrollo Social”, “Desarrollo Económico”, “Gasto Federalizado” y “Presupuesto con Perspectiva de Género”.

La propuesta de gasto del gobierno de Andrés Manuel López Obrador es de alrededor de 7.08 billones de pesos para el 2022, lo que convertiría a este en el mayor presupuesto en la historia del país.

De acuerdo con Rogelio Ramírez de la O, secretario de Hacienda, el presupuesto entregado está enfocado a atender las necesidades de la población –sobre todo de la más vulnerable  así como atender los programas y proyectos prioritarios del gobierno, cuidando la prudencia fiscal.

Durante la presentación del Paquete Económico 2022, el funcionario destacó que el gasto de salud tendría un incremento de 15.1% el próximo año, con lo que se estarían asegurando los recursos para seguir haciendo frente a la pandemia.

“En el PPEF también hay un gran apoyo a proyectos regionales de alto impacto, que detonarán la producción, la productividad y el empleo. Permítanme mencionar que el gasto de inversión que se propone es una cifra histórica de casi 1 billón de pesos. De esta forma, el gasto en inversión física, como porcentaje del PIB, se va a situar en 3.1%”, dijo Ramírez de la O a legisladores.

Presupuesto alternativo

El bloque de Va por México, conformado por el PRI, PAN y PRD, advirtió hace algunos días que presentarán un “presupuesto alternativo” al del Ejecutivo Federal, ya que consideran que no impulsa la recuperación de la economía y ni el bienestar de la población.

De acuerdo con Héctor Saúl Téllez, del PAN, los números que se observan en el Paquete Económico son demasiado optimistas, y señaló que lo que se busca es reasignar los recursos que el gobierno propone destinar el siguiente año a obras como el Tren Maya, la Refinería de Dos Bocas, así como el Aeropuerto de Santa Lucía.

Estos recursos serían destinados a la reactivación de la economía y la recuperación de los empleos que se han perdido por la pandemia, además de buscar restablecer las estancias infantiles, refugios para mujeres que son víctimas de violencia, así como el Seguro Popular.

Por otro lado, Ildefonso Guajardo, diputado priista, declaró en días pasados que se buscará que los recursos dejen de estar centralizados para que exista una mejor distribución territorial.

ana.martinez@eleconomista.mx