Atenas.- El primer ministro griego, Giorgos Papandreu, pidió este jueves a la Comisión Europea que fomente "una aceleración" de las transferencias de fondos de la UE hacia Grecia para garantizar la reactivación económica del país después de la adopción de un severo plan de ajuste.

Papandreu lo ha solicitado en una carta enviada al presidente de la Comisión, José Manuel Barroso, hecha pública por su oficina tras la adopción por el parlamento griego de un plan de austeridad plurianual exigido por la zona euro como condición para proteger al país de la quiebra.

Papandreu destaca que el país "cumplió con sus obligaciones" y recuerda una propuesta de Barroso sobre un "plan de emergencia" para la reactivación económica de Grecia, consistente en adelantar los pagos de las ayudas europeas de cohesión.

El primer ministro griego transmite la disposición de su país a "actuar inmediatamente para acelerar la absorción de los recursos de los fondos europeos".

Pide a la Comisión que contemple una "suspensión temporal o definitiva para el plazo 2011-2013 de la contribución nacional" impuesta por las reglas comunitarias a los proyectos cofinanciados por la UE.

La incapacidad del país, sobreendeudado, de abonar su contribución ha congelado numerosos proyectos, habida cuenta de que la UE no otorga financiación sin contrapartida nacional.

Papandreu espera que la propuesta se concrete "bastante rápido" en la medida en que no implica el desembolso de "ningún fondo suplementario" de los ya concedidos al país para 2007-2013.

"Apoyar la reactivación de la economía griega es una prioridad imperativa" para la UE, insiste. Dice que de ello depende "la cohesión social en Grecia", donde el descontento es exponencial ante la cura de austeridad impuesta por las autoridades desde mayo de 2010.

APR