El primer ministro de Grecia, George Papandreou, instó el lunes a todos los partidos políticos a respaldar un impopular plan de austeridad a cinco años, que los prestamistas internacionales han impuesto como condición para otorgar más asistencia financiera al país.

"Nuestro voto es la única oportunidad para que el país se ponga de nuevo en pie", dijo Papandreou a los legisladores al iniciarse el debate parlamentario sobre la iniciativa.

Agregó que el voto a favor del plan pondría fin a la incertidumbre que rodea a Grecia. La Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional han hecho de la aprobación del paquete de recortes de 28,000 millones de euros una condición clave para el desembolso del próximo tramo de fondos que Grecia necesita para evitar declarar la moratoria de su deuda el mes próximo.

RDS