El Banco Central de Chile publicó el Informe de Política Monetaria (IPoM) de diciembre del 2019, en el que destaca que la crisis social ha generado cambios importantes en el escenario macroeconómico, afectando negativamente la actividad de corto plazo. De hecho, la entidad sostuvo que este año el PIB total acumulará un crecimiento en torno a 1%, considerablemente por debajo de lo previsto en septiembre, y arrastrado por una caída de la actividad en el cuarto trimestre prevista de 2.5 por ciento.

Esta proyección contempla que tanto el consumo como la inversión tendrán descensos en la última parte del 2019, debilidad concentrada en sus componentes transables.

Para el 2020 se prevé que el PIB crezca entre 0.5 y 1.5%, cifra que se incrementará a entre 2.5 y 3.5% en el 2021. “Esto supone que las disrupciones que están afectando la economía irán desapareciendo en el curso de los próximos trimestres, al mismo tiempo que se irá reduciendo la incertidumbre que afecta las decisiones de consumo y de inversión”, señala.

El IPoM dicta que los impactos de la crisis social sobre el escenario macroeconómico han sido evidentes. “En lo inmediato, se ha producido un brusco deterioro en la actividad de casi todos los sectores, y una mayor volatilidad en los precios financieros, especialmente el tipo de cambio”.

La crisis social

El IPoM agrega que la crisis social se ha caracterizado por demandas sociales que han llevado a la discusión de cambios institucionales relevantes —como una nueva Constitución— y mayores presiones en el gasto fiscal. “Este proceso no tendría en sí mismo un impacto económico, pero sí lo han tenido los episodios de violencia significativos y prolongados que se han producido desde el 18 de octubre, los que han provocado importantes disrupciones en el sistema productivo, incidiendo fuertemente en una menor actividad y debilitando el empleo”, acota el reporte.

A juicio del banco, el mayor impulso fiscal recientemente anunciado por Hacienda, unido a la ya alta expansividad de la política monetaria, ayudará a contener el deterioro de la economía y el aumento del desempleo.

El IPoM plantea que, de mantenerse la relación histórica entre la demanda de trabajo y la actividad, y de no producirse cambios significativos por el lado de la oferta, la tasa de desempleo podría superar 10% a inicios del 2020. En la medida que la actividad mejore durante el próximo año esta cifra podría reducirse gradualmente, en lo que también cooperaría el apoyo de la expansividad monetaria y fiscal. En cuanto a la inversión, indica que su evolución esperada para el 2020 se corrige de forma importante, proyectándose una caída de 4% anual en el escenario base. Ello responde a un descenso significativo de la inversión privada no minera.

Descarta recesión técnica

Sin desestimar el duro golpe que significa para la economía chilena la violencia que afloró desde el 18 de octubre, el presidente del Banco Central de Chile, Mario Marcel, aclaró que no visualiza que el país enfrente un período de recesión en los próximos meses.

“Una recesión técnica se define como una caída de actividad en dos trimestres consecutivos, en relación a los trimestres inmediatamente anteriores. Es decir, para que se produjera una recesión técnica en Chile, el cuarto trimestre del 2019 tendría que experimentar una caída respecto del tercer trimestre del 2019 —en términos desestacionalizados, por supuesto—, y además el primer trimestre del 2020 tendría que caer respecto del cuarto del 2019”, explicó.

Su definición de recesión técnica es distinta a la de agentes del mercado que estiman que la definición corresponde a dos caídas de trimestres consecutivos, pero cada uno comparado con el mismo periodo del año pasado.

“Lo que proyectamos es que en el primer trimestre del 2020 vamos a tener un crecimiento de la actividad respecto del cuarto trimestre del 2019 y ésa es la razón por la que no responde a una definición de recesión técnica”.  Su estimación es que en el cuarto trimestre de este año la economía se contraerá 4% en relación al trimestre anterior,  mientras que el primer trimestre del 2020 la actividad crecerá 1.2% en comparación con el período anterior.