La bancada del PAN en el Senado tiene como prioridad aprobar una reforma constitucional -durante el último año de gobierno del presidente Felipe Calderón- para regular la deuda de los estados, la cual pasó de 26,000 millones de pesos en 1994 a más de 350,000 millones en el tercer trimestre del 2011.

En su reunión plenaria, la mayoría de los 50 legisladores que componen la bancada panista en la Cámara Alta concordó arropar como primera prioridad la iniciativa del senador Fernando Elizondo, quien asegura: Las presiones de los estados y la accesibilidad creciente de crédito en los años 90 motivaron a que se iniciara una tendencia de crecimiento acelerado del endeudamiento de las entidades federativas .

Propone que ningún gobierno estatal pueda contraer o renegociar obligaciones, empréstitos o cualquier otra forma de deuda, cierta o contingente, salvo el caso de emergencias legalmente declarada y cuando los recursos se destinen a inversión física de beneficio para la comunidad, cuya vida útil sea igual o mayor al plazo de la deuda .

Para nosotros sigue siendo prioridad el tema de la deuda de los estados. Hay una reforma constitucional pendiente. Hay avances en la negociación con todas las fuerzas políticas. Lo estamos discutiendo con todos. Yo creo que es un tema que va estar sobre la mesa , manifestó el coordinador del PAN, José González Morfín.

IDEAS ENCONTRADAS

La presidenta de la Comisión de Vigilancia de la Auditoría Superior de la Federación, Esthela Damián, demandó recientemente la aprobación de iniciativas legislativas que obliguen a la banca comercial a ejercer un mayor control en el otorgamiento de créditos a las entidades federativas.

El sector bancario, sin embargo, considera que los gobiernos subnacionales no están sobreendeudados y -de hecho- aseguran que aún tienen una mayor capacidad para contratar pasivos.

El presidente ejecutivo de la Asociación de Bancos de México, Luis Robles, comentó recientemente: La deuda total de los estados sólo equivale a 2% del PIB nacional, un nivel manejable. De hecho, en muchos casos las entidades deben ser más apoyadas por la banca, ya que las necesidades de la población son muchas, principalmente en obras de infraestructura .

El director general de Banorte, Alejandro Valenzuela, comentó: No hay que satanizar el crédito a los estados, éste no es un problema ni para la banca ni para las finanzas públicas del país . La institución fue la que mayor cartera registró para entidades en el 2011.

[email protected]