El Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) instruyó al Servicio de Administración Tributaria (SAT) a que entregue una versión pública del apartado de los Dictámenes Técnicos Contables que haya emitido por el delito de defraudación fiscal o equiparables del 2006 al 2015, del cual se desprenda el monto y tipo de impuesto presuntamente omitido.

El INAI informó que un particular solicitó información estadística sobre los Dictámenes Técnicos Contables, elaborados por el SAT del 2006 al 2015 y remitidos a la Procuraduría Fiscal de la Federación por el delito de defraudación fiscal o equiparable.

El particular solicitó el total que elaboró para presentar una querella, el número de ratificados por sus peritos, los cinco tipos penales más frecuentes y la cantidad total de contribuciones omitidas por año, precisando impuesto y monto.

En respuesta, la dependencia precisó la cantidad de dictámenes que emitió del 2006 al 2014, y declaró que no era competente para conocer cuántos habían sido ratificados y cuáles eran los cinco tipos penales, por lo que orientó al particular a presentar su solicitud ante la Secretaría de Hacienda y a la Procuraduría General de la República. Finalmente, se solicitaba el monto al que ascendió el perjuicio fiscal, desglosado por año, del 2005 al 2015.

Al analizar el caso, el INAI concluyó que si bien el SAT manifestó no contar con la información desagregada, lo cierto es que cuenta con los documentos fuente, a partir de los cuales se puede conocer lo requerido.

De igual forma, se declaró improcedente la clasificación de la información y se precisó que se podían elaborar versiones públicas de la misma, protegiendo toda aquella que actualice el secreto fiscal.

El INAI destacó la importancia de que la sociedad disponga de información relacionada con la defraudación fiscal, primero, porque permite conocer el impacto que estas prácticas tienen sobre el bienestar general y porque facilita una visión comparativa en el tiempo, a fin de verificar la evolución del comportamiento evasivo y saber si las acciones implementadas para combatirla dan resultados o no por parte de un esquema de rendición de cuentas.

El pleno del INAI modificó la respuesta del SAT y le instruyó que informara al particular de manera fundada y motivada que no cuenta con registro de las ratificaciones que realizan sus peritos, y pusiera a su disposición, en versión pública, la parte relativa al monto y tipo de impuesto presuntamente omitido que se encuentra en los Dictámenes Técnicos Contables, que elaboró del 2006 al 2015.