El crecimiento mundial debería ser de 2.4% en 2013 y 3.2% en 2014, indicó el miércoles la UNCTAD (Conferencia de las Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo), en su informe titulado "Situación y perspectivas de la economía mundial en 2013".

Esta previsión de crecimiento sigue por debajo de los logros de la economía mundial de antes de la crisis, dijo Alfredo Calcagno, responsable de estudios macroeconómicos de la UNCTAD.

Según él, el riesgo de "caer en una nueva recesión no puede descartarse", en especial si la crisis del euro se agrava, o si la economía china conoce una brusca desaceleración.

La situación es particularmente inquietante en el plano del empleo, cuya recuperación sólo llegará en 2017.

Cuatro años después del inicio de la gran crisis financiera internacional, la economía mundial sigue teniendo problemas para recuperarse, indica la UNCTAD.

En 2012, la economía mundial se debilitó de nuevo, con el 2.2 % de crecimiento, luego de 2.7% en 2011. La UNCTAD había estimado en 2012 que llegaría a lo máximo a 2.6 por ciento.

Algunos países cayeron de nuevo en recesión en 2012, y para otros ya en graves dificultades, la situación se agravó aún más, con una tasa de desempleo superior al 20%, como en los países del sur de Europa.

Globalmente, los países desarrollados deberían crecer 1,1% en 2013 y 2.0% en 2014. La situación sería mejor en Estados Unidos con +1.7% en 2013 y 2.7% en 2014.

En América Latina, la situación debería mejorar en 2013, con +3.9% y +4% en 2014. En 2012, el crecimiento en América Latina fue de 3.1 por ciento.

Respecto a Japón, el crecimiento debería seguir débil con +0.6% este año y +0.8% en 2014.

En la Unión Europea, la UNCTAD destaca que 5 países estuvieron en recesión en 2012.

La tasa de desempleo en la zona euro alcanzó un nivel record de cerca del 12%, o sea un punto porcentual más que en 2011. La situación más degradada fue en Grecia y España, donde más del cuarto de la población está sin empleo.

La UNCTAD destaca que Rusia conoce una situación de pleno empleo, con una inflación moderada, pese al débil rendimiento de los cultivos.

En China, el crecimiento debería ser este año de 7.9% (7.7% en 2012) y de 8.0% en 2014.

RDS