Alfonso Ramírez Cuéllar, diputado de Morena, presentó en la Cámara de Diputados la iniciativa para gravar la economía digital y, a su vez, obtener mayores ingresos tributarios.

El documento presentado por el también presidente de la Comisión de Presupuesto destacó la importancia de gravar las transacciones que se realizan de manera digital, sobre todo ante el gran crecimiento que ha tenido la economía digital en los últimos años.

“La velocidad con la cual se desarrollan las actividades económicas a nivel mundial y la generación de nuevas formas de creación de valor hacen necesaria la adecuación de los ordenamientos fiscales ya existentes, a efecto de no generar una competencia desleal entre los proveedores de bienes o servicios que realizan sus actividades económicas a través de establecimientos, tiendas o locales fijos y aquellos que los ofrecen a través de plataformas digitales que generan ganancias multimillonarias”, expuso.

Por lo anterior, la iniciativa propone cobrar el Impuesto al Valor Agregado (IVA) a todas las operaciones realizadas en la economía digital, ya que, en la actualidad, todos los servicios consumidos en México, a través de una plataforma digital y que son prestados por residentes en el extranjero sin establecimiento permanente, no pagan IVA.

Asimismo, propone un mecanismo de retención, el cual recae, en principio, en las personas físicas o morales que reciban los servicios suministrados.

“No obstante, para llevar a cabo una recaudación efectiva se propone que las instituciones integrantes del sistema financiero sean las responsables solidarias de recaudar el impuesto y enterarlo al fisco federal”, dijo.

El diputado expuso que la retención del IVA tiene como fin evitar que aquellos sectores de difícil fiscalización trasladen el impuesto, lo reciban y no lo enteren al SAT.

Las primeras estimaciones refieren que cobrar IVA en plataformas como Uber, Amazon, Apple y otras dejaría al erario alrededor de 10,000 millones de pesos.

La propuesta es resultado del convenio firmado por la Comisión de Presupuesto y la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente hace algunos días.

No es un impuesto nuevo

El documento hizo hincapié en que la propuesta no prevé la creación de un nuevo impuesto, sino más bien cobrar de manera adecuada y justa el IVA.

“Simplemente se está creando un mecanismo para que las empresas extranjeras paguen el impuesto al consumo adeudado en territorio nacional”.

Diversos expertos han referido que si bien se tiene una buena intención, el cobro del IVA podría ser trasladado al consumidor final.

“El reto no sólo está en México. Diferentes gobiernos deben empezar a hacer un análisis a profundidad para que este gravamen no afecte al consumidor”, aseveró en su momento Rodrigo Ramírez Venegas, integrante del Colegio de Contadores Públicos de México (CCPM).

A nivel internacional, la economía digital está en la mira de la OCDE y el G20 para lograr un consenso y poder gravarla; no obstante, existe un reto para plantear adecuadamente una medida que logre obtener recursos de estas empresas.

La OCDE ha identificado tres grandes retos en materia fiscal que han generado estas empresas, por lo que es difícil gravarlas: el primero de ellos fue que dichas empresas pueden tener actividad en diferentes países sin tener una presencia física; otro reto es la dependencia de las compañías respecto a los activos intangibles —como la propiedad intelectual—, y por último, el uso de datos personales de los usuarios.