Ante el complicado panorama que pueda enfrentar el país con las políticas económicas de Donald Trump –que tomará posesión como presidente de Estados Unidos este viernes- analistas de Moody's indicaron que aumentó más la probabilidad de reducir la calificación de México, que hoy se encuentra en A3 con perspectiva negativa.

(...) el riesgo con respecto del 2016, la probabilidad de bajar la calificación sí ha aumentado un poco más, pero no creemos que haya aumentado de sobre manera porque va ser importante la respuesta fiscal de las autoridades y cómo ajustan sus políticas macrofiscales ante estos retos e incertidumbre , expuso en conference call, Jaime Reusche, vicepresidente y analista senior del grupo de riesgo de Moody's.

Comentó que ante mayor volatilidad e incertidumbre, el panorama será poco favorable en términos de crecimiento, pero dependiendo de las condiciones de la política económica se podrá definir si se cambia la calificación de México.

"Estaremos evaluando el progreso de Pemex y las cuentas fiscales. Son los elementos más importantes de la calificación crediticia. Vemos un panorama más positivo en cuanto a Pemex, no sólo por la mejora de los precios del petróleo, sino también por los recortes de gasto que se han hecho y el ajuste financiero", agregó.

NOTICIA: Moody’s alerta sobre posibles afectaciones en banca mexicana

Recalcó que, a lo largo del 2017 se enfocarán en evaluar el desempeño fiscal y macroeconómico del país. "Es probable que los riesgos sigan latentes y más fuertes, pero tendremos que ver si influyen sobre este proceso de consolidación fiscal".

Mencionó que una de las limitantes de la calificación de México son los temas relacionados con instituciones políticas como la corrupción, gobernabilidad y transparencia.

Prudente, mantener estabilidad fiscal

Jaime Reusche, añadió que, lo más conveniente que puede hacer el gobierno federal a lo largo del 2017 es mantener su consolidación fiscal. Es importante que se mantenga la prudencia fiscal (...) es un momento complicado porque si la economía se está desacelerando, entonces va haber presión por tratar de contrarrestar este efecto con mayor gasto público.

Refirió que, si el gobierno federal consolida de manera abrupta su parte fiscal, le quita apoyo a la actividad económica, pero si no consolida y empieza a gastar más podrían impulsar el crecimiento económico con el riesgo de incrementar el nivel de deuda.

NOTICIA: Moody’s ve menor crecimiento de México; reduce su estimación

Al respecto, Mauro Leos, analista soberano de Moody's Investor Service, comentó que, el año pasado se mandaron las señales correctas sobre la consolidación fiscal como el hecho de hacer recortes al gasto y disminuir el déficit.

"La intención de este año es también reducir el déficit, aunque por los factores externos que están en juego va a ser más complicado hacerlo, sobre todo porque están proponiendo hacer una consolidación adicional al año pasado (...) en 2016 lo lograron, lo que nos posibilita pensar que podría suceder los mismo en 2017".

Destacó que, los ingresos fiscales del gobierno federal han crecido de manera significativa y han reducido el gasto público, en especial lo relacionado con los gastos en burocracia.

Impuesto impactará

Con respecto al impuesto corporativo que en diversas ocasiones ha planteado Trump, Jaime Reusche, indicó que ello implicaría que las mercancías o las exportaciones que se manden a Estados Unidos sean más caras, y menos competitivas, pero aún es difícil medir un impacto, dado que todavía no queda claro cómo sería este impuesto.

NOTICIA: Moody’s prevé detrimento de finanzas estatales el próximo año

"Se podría decir que, en parte, algo de los sobrecostos que genera esa posibilidad de impuestos a las exportaciones mexicanas se compensarían con la debilidad del peso, pero lo cierto es que también, hemos visto que la dinámica de exportaciones no ha sido marcada por un efecto de precios, sino que ha sido determinada por un efecto de demanda".

Refirió que la actividad industrial en EU no ha repuntado de forma fuerte, que el incremento en tasas de consumo privado no se ha traducido a una mayor demanda de exportaciones mexicanas.

"Vivimos un momento atípico en el cuál sería difícil entender el efecto de un impuesto a las exportaciones. Si habrá un golpe o desaceleramiento pero tendremos que ver, porque las dinámicas tradicionales no se percibió un impacto".

NOTICIA: Donald Trump tira el pronóstico de crecimiento para México en 2017

erp/mfh