Moody's dijo la tarde de este jueves que prevé que la economía de México se contraiga un 3.7% este año para recuperarse apenas un 0.9% en 2021 arrastrada por el efecto del coronavirus.

La agencia calificadora Moody's prevé que la respuesta fiscal de México, ante la situación del coronavirus Covid-19, sea muy limitada, de acuerdo con un reporte que divulgó este jueves.

“Hasta el momento, el gobierno no ha anunciado medidas que equivalgan a un paquete de estímulo fiscal para apoyar a las empresas y los hogares. Las autoridades han anunciado un aumento modesto en los gastos de salud, cambios en los requisitos de reserva para los bancos y gastos de carga frontal ya incluidos en el presupuesto”, señaló.

Esta respuesta limitada, añadió, fue uno de los factores por los cuales recortó el miércoles pasado su perspectiva de crecimiento para el país. Ahora, Moody's estima que México sufra una recesión de 3.7%, lo cual queda lejos del estimado preliminar de un crecimiento de 1.0 por ciento.

“La pandemia global pesará en el crecimiento económico de México a través de canales nacionales y externos. Ahora esperamos que el Producto Interno Bruto (PIB) de México se contraiga 3.7% en el 2020 y se recupere solo un poco hasta 0.9% en el 2021”, apuntó.

La calificadora espera que el gobierno anuncie más medidas en el corto plazo; no obstante, no esperan que éstas sean de gran alcance o magnitud, es decir, que no rebasen del 1 a 2% del PIB.

“Hasta la fecha, el gobierno ha sido muy resistente a desviarse de una promesa de campaña de austeridad fiscal, que incluye no aumentar la deuda y no desviarse de los objetivos fiscales. Esos objetivos incluyen un superávit primario de 0.7% a nivel del sector público no financiero para el 2020, que pensamos que sería muy difícil de lograr incluso antes de esta crisis, dado el supuesto optimista de crecimiento subyacente de 2% para el 2020”, aseveró.