México se mantiene como uno de los dos mercados emergentes donde se ha registrado la mayor liquidación de bonos de deuda por parte de extranjeros en los primeros nueve meses del año, revela información del Instituto de Finanzas Internacionales (IIF, por su sigla en inglés).

Los extranjeros deshicieron posiciones en bonos mexicanos de deuda por 11,309 millones de dólares entre enero y septiembre, una liquidación que apenas fue rebasada por la de República Checa que registró salidas por 12,577 millones de dólares, consigna el organismo que asocia a instituciones financieras de operación mundial.

Con datos iniciales sobre el comportamiento de la inversión de cartera hacia mercados emergentes, se puede observar que los inversionistas no residentes se han deshecho de títulos mexicanos de deuda durante siete de los nueve meses reportados en el año. Una liquidación que se pronunció entre mayo y agosto, de acuerdo con el reporte mensual Capital Flows Tracker.

Al ampliar la observación sobre los portafolios de otros 34 mercados emergentes queda expuesto que aún inmersos en el mismo contexto de incertidumbre mundial, la toma de títulos de deuda fue diferenciada.

Así se entiende que casi una tercera parte de los emergentes observados, 11 de los 34, reportaron salidas de capital.

Junto con México y la República Checa, se queda Sudáfrica con la tercera mayor liquidación de títulos de deuda en nueve meses, que ascendió a 7,220 millones de dólares.

En contraste, China registró entradas por 73,248 millones de dólares en el periodo enero-septiembre.

La información del IIF documenta flujos de capital por 26,200 millones de dólares dirigidos al mercado de deuda emergente sólo durante septiembre. En los nueve meses reportados, el registro del instituto es de una toma de 271,600 millones de dólares en bonos de deuda emergente.

México en la cartera

Al hacer un acercamiento mes a mes sobre la tenencia de deuda mexicana por parte de extranjeros, se observa que sólo en dos de los nueve meses reportados, esto en abril y septiembre, se presentaron entradas de capital.

De hecho, en el noveno mes con información preliminar reportada por los miembros del IIF, se observa la toma de títulos de deuda mexicana por 1,051 millones de dólares, ingresos que no permiten compensar las salidas observadas en el resto de los meses.

De acuerdo con la Directora de Análisis Económico y Financiero de Banco Base, Gabriela Siller, esta tendencia que traen las liquidaciones de títulos puede indicar que tendremos un segundo año consecutivo de salidas de capital. Algo nunca visto ni en la corrida de 1995, ni en la crisis del 2009.

La huella Evergrande

El reporte del IIF recoge el impacto que ha tenido la incertidumbre por la situación financiera de la constructora china Evergrande.

Sólo en septiembre, evidencia la liquidación de títulos de deuda china por 8,078 millones de dólares, que es la segunda venta mensual más pronunciada en el año, debajo de la observada en abril, cuando los extranjeros deshicieron posiciones en títulos chinos por 13,246 millones.

El IIF es una asociación de más de 450 instituciones financieras de operación mundial, que incluye a fondos de inversión global. Destacan entre sus principales asociados a Qatar National Bank; Standard Life Aberdeen; BNP Paribas; UBS, ICICI Bank, J.P. Morgan, HSBC Holdings y PIMCO, entre otros.

ymorales@eleconomista.com.mx