México está creando una taxonomía verde y social para buscar inversiones que sean favorables tanto para la sociedad como para el medio ambiente, indicó María del Carmen Bonilla, titular de la Unidad de Crédito Público de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Durante su participación en el evento “Finanzas Sustentables MX21”, la funcionaria destacó que el desarrollo sostenible es un factor esencial para el bienestar nacional, específicamente para la población que se encuentra más favorecida.

Indicó que se está entrando a una nueva era de inversión sostenible, y cada día hay un mayor apetito por bonos que cumplan con los Objetivos de Desarrollo Sostenible marcados en la Agenda 2030 de la Organización para las Naciones Unidas (ONU).

En septiembre del 2020 México se convirtió en el primer país en emitir un bono soberano sustentable vinculado a los objetivos de la ONU, por 750 millones de euros, con lo que inició el programa de financiamiento sostenible. Se colocó a siete años, con vencimiento en septiembre del 2027, una tasa de rendimiento al vencimiento de 1.603% y una tasa cupón de 1.350 por ciento.

ana.martinez@eleconomista.mx