Para Richard Fisher, presidente del Banco de la Reserva Federal de Dallas, México fue uno de los pocos países emergentes que supo aprovechar la época del dinero fácil a nivel mundial. En este sentido, dijo, se encuentra listo para cuando concluya la época de estímulos fiscales.

En una conferencia ofrecida a banqueros mexicanos destacó que cuando la Reserva Federal de Estados Unidos comenzó con el retiro de los estímulos, países emergentes se vieron afectados con la salida de flujos de capitales y devaluaciones de sus monedas. Sin embargo, en México, destacó, la problemática no fue tan pronunciada.

Refirió que ello se debe a que México aprovechó la época del dinero fácil para concretar reformas estructurales con el consenso de las diferentes fuerzas políticas, algo que, expuso, ni siquiera en su país ha ocurrido. El gobierno ha logrado más en el último año que tres administraciones juntas .

Fisher mencionó que, resultado de ello, México hoy se muestra como un país más competitivo a nivel mundial, y dio algunos datos para sustentar su premisa: tiene altas reservas internacionales; un bajo nivel de deuda; Inversión Extranjera Directa mayor a la del 2012; un alza de la calificación de su deuda por parte de Moody´s; buenos niveles de exportación; y, aunque falta, hay crédito por parte de la banca, a la que calificó de sólida.

En este sentido, Fisher consideró que es el momento oportuno para que México implemente las reformas aprobadas, aprovechando el momento de recuperación por el que atraviesa Estados Unidos.

Si las reformas estructurales son bien manejadas, mientras el crecimiento de Estados Unidos se acelera y Europa se recupera, habrá excelentes resultados para el pueblo mexicano, que se merece eso y mucho más , dijo. Incluso, comentó que la economía mexicana ya no es emergente, sino que ya ha emergido.

Agustín Carstens estuvo también de invitado en la conferencia organizada por la Asociación de Bancos de México (ABM) y, a pregunta expresa, refirió que el país se está preparando para una posible afectación por el aumento de tasas.

Destacó que lo importante es que México cuenta con fundamentos económicos sólidos. Dijo que los capitales que se han traído son de largo plazo; hay buen nivel de reservas internacionales; se cuenta con una línea de crédito flexible con organismos internacionales; hay un tipo de cambio flexible y baja inflación.