México enfrenta satisfactoriamente los choques externos, con una economía que muestra un comportamiento 'bastante bueno', a pesar del difícil entorno internacional, aseguró el subgobernador del Banco de México (Banxico), Miguel Ramos Francia.

Al presentar las conclusiones de la Primera Reunión de Alternos del G-20, destacó que el país tiene un sistema financiero sano y bien capitalizado, sujeto a una estricta regulación.

Destacó que por ello la evolución de la economía en materia de crecimiento, inflación y financiera es satisfactoria.

A pesar de estas condiciones complicadas, yo diría, no relativamente buena (la evolución económica) sino bastante buena a pesar de estas condiciones que hemos venido comentando', afirmó en conferencia de prensa.

Ramos Francia precisó que México, al igual que otras economías está expuesto a los choques externos, pero subrayó que es importante analizar con precisión cuáles han sido los efectos en la economía nacional.

'Y nuevamente, como comentamos, México ha librado muy bien estos choques a través de las políticas económicas que hemos implementado; incluso entre las expectativas de menor crecimiento a nivel internacional, (la de México) es de las mejores'.

Recordó que la mexicana es una economía altamente integrada a la economía global, principalmente por canales comerciales; por ello es que 'tendrá un impacto no sólo en México, sino en el resto de las economías que tengan una apertura similar'.

En este contexto, el subgobernador del Banco de México expuso que las expectativas de crecimiento a nivel internacional se han desacelerado y deteriorado; por ello hay un efecto en la economía doméstica, en particular por ser altamente exportadora.

En cuanto al sistema financiero, agregó que precisamente uno de los factores que más se ha analizado al interior del G-20 es la interconexión mundial que tienen todos estos sistemas y muestra de ello fue el contagio que se registró durante la crisis de 2009.

apr