La Comunidad de Madrid solicitó al Gobierno de España que le autorice ya las operaciones de endeudamiento para el año 2013. Así lo puso de manifiesto el viceconsejero de Hacienda, José María Rotellar, tras mantener una reunión con una veintena entidades bancarias nacionales e internacionales para planificar la estrategia financiera del próximo año.

La Comunidad de Madrid tiene intención de comenzar a emitir deuda para cubrir sus necesidades financieras de cara a 2013, que asciende a 3,415 millones de euros, incluidas la refinanciación de amortizaciones y el nuevo endeudamiento, aprovechando el interés que manifestaron los representantes de las 20 entidades financieras que asistieron a la reunión.

De hecho, la Comunidad de Madrid tuvo que rechazar varias operaciones de colocación de deuda desde la semana pasada, ya que cubrió todas sus necesidades de financiamiento para 2012, y no cuenta todavía con la autorización del Ministerio de Hacienda para realizar nuevas operaciones de endeudamiento en 2013.

En este sentido, el viceconsejero señaló que ya se dirigió por carta al Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, tras constatar que numerosos inversionistas quieren invertir en deuda de la Comunidad de Madrid en estos momentos, con la intención de solicitar que se autorice a la región madrileña "a continuar con las emisiones de deuda para ir financiando las necesidades de 2013, y aprovechar la ventana de liquidez que hay en estos momentos".

En la reunión estuvieron presentes representantes de Caixa Bank, Banesto, Sabadell, BBVA, Ahorro Corporación Financiera, Barclays, Credit Agricole, Société Générale, Santander, HSBC, Bankinter, Banco Popular, Bankia, Natixis, BNP Paribas, Deutsche Bank, Credit Suisse, Citi, JP Morgan y Mizuho.

La Comunidad de Madrid consiguió colocar en los mercados financieros toda la deuda para 2012 tras cerrar la pasada semana en colaboración con el BBVA, una operación bilateral de deuda por importe de 1,452 millones de euros con inversionistas internacionales, que es la operación más importante del año en España del sector público institucional, muy celebrada por los mercados y los agentes económicos.

De esta forma, Madrid cubrió directamente en el mercado todas sus necesidades financieras del año sin recurrir al Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) para financiarse. Este hecho hace posible que el resto de regiones puedan contar con los 2,200 millones de euros del FLA que le corresponderían a Madrid este año, lo que permitirá obtener financiamiento a las comunidades que lo soliciten, que lo consigan más barato y tengan más sencillo, por menores intereses de la deuda, el cumplimiento de sus objetivos de déficit.

Esta operación certifica que la Comunidad de Madrid tuvo abierto el mercado financiero a lo largo de 2012, en el que además de esta operación se realizó una emisión de deuda pública de 665 millones de euros en el mes de marzo, la mayor de la historia de la Comunidad, un préstamo con el Banco Santander de 400 millones, o las operaciones cerradas en el último mes por importe de 939 millones.

En alianza informativa con CincoDías.com