Durante septiembre del 2021 se registró una tasa de desempleo de 6.3% en el grupo de trabajadores hispanos en Estados Unidos, el nivel más bajo desde que inició la pandemia. Con la mejora del mercado laboral de la población hispanohablante, también se observó mayor dinamismo en el nivel de remesas en México; durante agosto, el dato más reciente, la recepción presentó un incremento anual de 24.8%, lo que refleja que se siguen alcanzando máximos niveles en la entrada de dinero del exterior.

Las remesas son una de las fuentes principales de divisas en México, junto con la industria automotriz y el turismo, y representaron una de las ayudas principales que recibieron los hogares durante el 2020.