Los inversionistas reducen sus niveles de efectivo en medio de un optimismo sobre el crecimiento mundial para el próximo año.

En la última encuesta mensual de este 2016, los administradores de fondos consultados por Bank of America Merrill Lynch (BofA MLynch) aumentaron sus expectativas de crecimiento mundial a niveles máximos en 19 meses, es decir, 59% del total prevé una mejora importante en el desempeño económico global, que contrasta con 35% que tenía esta previsión en noviembre.

Este cambio en el sentimiento de los inversionistas, a positivo, es sostenido en sus previsiones sobre las utilidades globales. En este punto, 56% de los inversionistas piensa que mejorarán las ganancias los próximos 12 meses, que marca un pico de 6.5 años en los resultados recabados por esta misma encuesta.

Los administradores continúan reduciendo sus posiciones sobre mercados emergentes, y en diciembre registraron la mayor caída en siete meses, donde sólo 3% de ellos sostuvo sus títulos en este tipo de mercados.

Los administradores de fondos han puesto pausa al rally de riesgos con los balances de efectivo cayendo bruscamente en los últimos dos meses , aseveró Michael Hartnett, estratega en jefe de Inversiones de BofA MLynch Global Research.

Con las expectativas de crecimiento, inflación y ganancias corporativas en niveles máximos de varios años, Wall Street está enviando una fuerte señal alcista, matizó el experto desde Londres.

La encuesta fue conducida entre 173 participantes que administran 473,000 millones de dólares en fondos alrededor de mundo.

Emisiones y títulos

En esta encuesta, que ofrece la última mirada del año de los administradores de inversión, sobre el contexto económico y financiero, consignan que los principales conductores de los precios en los próximos seis meses serán los ?Bonos del Tesoro de Estados Unidos y el dólar estadounidense.

Además, esperan colocaciones de deuda de bancos a niveles nunca antes vistos, de tal modo que 31% estima que las instituciones financieras estarán más ávidas de emitir bonos que en este año, una proporción que contrasta con 25% que tenía esta misma previsión en noviembre.

De los administradores consultados, 74% estima que las empresas están invirtiendo menos de lo necesario.

Según los resultados, la asignación a renta variable de Estados Unidos registró una mejora con máximos de dos años, teniendo a 15% neto de las perspectivas positivas contra 4% favorable que se observó en noviembre.

Además, por primera vez en cinco años, los inversionistas tienen opiniones desfavorecedoras de la renta variable de la zona euro con 1% neto desfavoreciéndola en diciembre frente a 4% que la estimaba el mes pasado.

Dos cisnes grises

Son dos los cisnes grises o riesgos de cola que podrían alimentar un nuevo episodio de alta volatilidad en el 2017: la desintegración de la Unión Europea y un colapso del mercado de bonos, consignan los administradores de fondos.

El crash del mercado de bonos estaría alimentado por los riesgos de estanflación que hay en los principales emisores, precisan.

La estanflación se presenta cuando una economía estanca su actividad, es decir, cuando no crece pero sufre un constante incremento de precios y salarios.

La metáfora del cisne negro, desarrollada por Nassim Nicholas Taleb, tiene que ver con sucesos sorpresivos de alto impacto.

En la encuesta matizan al cisne de gris , pues se supone que tienen indicios de que se presenten estos riesgos.

Al interior de su encuesta mensual, 84% de los gestores consultados considera que la inflación global subirá.

La encuesta fue levantada por BofA MLynch entre el 2 y 8 de diciembre.

[email protected]