La economía informal registró un crecimiento en 28 de las 32 entidades federativas del país durante el 2011, según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Sonora se ubicó en la primera posición de la lista. De su población ocupada, 24.82% laboró en la informalidad en el cuarto trimestre del 2011, cuando en el mismo periodo del 2010 fue sólo 20.53 por ciento. Es decir, pasó de 213,120 a 289,236 personas.

Veracruz se colocó en el segundo peldaño, con un incremento de 23.95 a 28.07% de su población ocupada. Querétaro se afianzó en el tercer lugar, con un ascenso de 20.71 a 24.75 por ciento.

Le siguieron, en ese orden, Guerrero, Tabasco, Sinaloa, Tlaxcala, Guanajuato, Baja California y Jalisco.

En contraste, Morelos, Quintana Roo, Hidalgo y San Luis Potosí mostraron un descenso en el porcentaje de la economía subterránea, como también se le conoce.

De acuerdo con el investigador de la UNAM, Jesús Sánchez Arciniega, el fenómeno representa hasta 35% del Producto Interno Bruto del país, es decir, cerca de 4.2 billones de pesos.

El analista de Prognosis, Erick Urtuzuastegui, aseguró que -en muchos de los casos- existen más alicientes para formar parte de ese sector que laborar en la formalidad.

Destacó que algunos incentivos sociales propician la proliferación del fenómeno. Tal es el caso del seguro popular, el cual ha sido duramente criticado por ser un apoyo gubernamental que te permite tener acceso a las instituciones de salud a costa del pago de los contribuyentes cautivos y sin cumplir con el fisco , ejemplificó.

El INEGI define la informalidad como aquellas actividades económicas que operan a partir de losrecursos de los hogares, pero sin constituirse como empresas.

A nivel nacional, durante el 2011 se sumaron a ese sector económico 4,517 personas cada 24 horas, para finalizar el año en una cifra récord de 14 millones de habitantes, es decir, 29.2% de la población ocupada.

EN CINCO ESTADOS, 43% DEL FENÓMENO

En términos absolutos, cinco entidades concentraron 43% de la suma total. Se trata del Estado de México, DF, Jalisco, Veracruz y Puebla.

Porcentualmente, 11 entidades superaron el nivel observado a nivel nacional: Tlaxcala (40.7% de la población ocupada), Estado de México (35.5%) e Hidalgo (35.2). También destacaron Oaxaca, Yucatán, Michoacán, Puebla,Guanajuato, Morelos, Guerrero y Tabasco.

Durante el último año se sumaron a la informalidad en todo el país 1.65 millones. El Estado de México fue donde se registró el mayor incremento, con 251,658 personas, esto es, 689 por hora.

DOMINA EL GÉNERO MASCULINO

Por genero, en las 32 entidades federativas, 58% en promedio de las personas que conformaron la economía subterránea fueron hombres y 42% mujeres. Sin embargo, en estados como Chihuahua de cada 10 habitantes que laboraron en ese sector, siete fueron hombres.

Mientras que en Querétaro, Baja California, Estado de México, Michoacán, DF y Nuevo León, al menos seis de cada 10 fueron varones.

fernando.franco@eleconomista.mx