Un día después de que los diputados opositores al gobierno informaran un aumento del índice de precios minoritas de 25.6% para el año 2012, el Gobierno nacional difundió este martes las cifras oficiales que corresponden al mismo periodo: según el Indec, la inflación del año pasado fue del 10.8 por ciento.

Partiendo de que las estadísticas oficiales de Argentina están desacreditadas por denuncias de manipulación, analistas privados sondeados por Reuters calcularon que la inflación real fue de 2.2% en diciembre de 2012 y de 24.9% en todo el año, más del doble que la informada por el Gobierno.

De acuerdo con los datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), el alza de los precios en diciembre, de 1%, fue encabezada por los rubros transporte y comunicaciones, con 3.8%; atención médica y gastos para la salud, con 2.2%; esparcimiento, con 1.3%, y equipamiento para el hogar, con 0.7 por ciento.

Para los especialistas, una de las principales causas de la elevada inflación en el país sudamericano es una política monetaria fuertemente expansiva que busca motorizar la actividad económica a través del consumo doméstico.

En los últimos meses del 2012, el Gobierno dispuso un incremento de 25.9% en un subsidio que otorga el Estado a familias de bajos recursos y de 25% del salario mínimo, lo que es considerado por los analistas como un indicador de la inflación real.

Luego de crecer a altas tasas desde el 2003, la economía argentina se desaceleró en los últimos meses debido principalmente a una caída de la producción industrial y, según analistas, la elevada inflación comenzó a impactar en el consumo.

La gran mayoría de la población tiene liquidez todavía. Pero está empezando a retacearse el consumo por el aumento de los precios. Hacia marzo o abril debería haber un freno más fuerte , dijo Rodolfo Rossi, ex presidente del Banco Central.

La economía argentina se encamina este año a cerrar con su menor crecimiento desde el 2009 debido a una menor demanda externa, una sequía que golpeó a la producción de granos y controles de cambio y al comercio exterior impuestos por el Gobierno.

apr/ (Con información de Reuters)

Contenido de la Red Iberoamericana de Prensa Económica