Es fundamental que la política monetaria no esté subordinada para evitar que la inflación se convierta en un impuesto antidemocrático que sólo dañe a la población de menores recursos, advirtió Manuel Ramos Francia.

Durante su comparecencia en el Senado, ante comisiones para cumplir el requisito establecido en el nombramiento hecho por el Ejecutivo para ser miembro de la Junta de Gobierno del Banco de México (Banxico), dijo que la inflación es considerada como un impuesto que no se legisla, pero es regresivo porque siempre termina por dañar a los más pobres.

La inflación es un flagelo social, que daña a los más desfavorecidos. Cuando se pierde control es prácticamente inevitable que los precios suban con mayor rapidez que los salarios , comentó.

Además enfatizó la importancia de generar un consenso social amplio en contra de la inflación y en favor de las reformas fundamentales para el crecimiento. De ahí que el mandato principal de los bancos centrales sea mantener una inflación baja pero sostenida, porque solamente de esa manera podrá contribuir a que la economía crezca, consideró.

El que fuera el Economista en Jefe del banco central, antes de ser propuesto para ocupar el puesto que dejó Guillermo Güémez como Subgobernador, compareció por más de dos horas, respondiendo a los cuestionamientos de los senadores, quienes manifestaron su preocupación por una mayor autonomía en la política cambiaría, el papel de la banca de desarrollo y el control de los capitales que están entrando a México.

DEUDA DE ESTADOS, SIN PROBLEMA

Ramos Francia estableció que si bien la deuda de los estados ha presentado un crecimiento en los últimos años, en estos momentos no representa un problema macroeconómico. Sin embargo, recomendó esquemas de rendición de cuentas y mayor transparencia.

La comparecencia estuvo a punto de no llevarse a cabo por la falta de quórum de senadores de las comisiones unidas de Hacienda y Estudios Legislativos. No votaron la designación. El dictamen correspondiente se enviará al pleno con la firma de los legisladores avalando que se cumplió con la comparecencia, para el proceso de ratificación lo que podría suceder el martes o miércoles con la consecuente toma de protesta.

SOLDADO DE CARSTENS

Antes de que el senador Ricardo Monreal le pidiera no ser un soldado de Carstens, ya se había comprometido a actuar con independencia, transparencia y responsabilidad por el bien de México.

[email protected]